Opinión

La vida te da todos los días una dosis de cosas maravillosas que apenas percibimos por estar inmersos en una vorágine de prisas constantes y de agobios, sin darnos cuenta lo especial y mágicas que son.

28.11.2018. Redacción | Opinión

Por:Sonia Rodríguz Acosta

Coach

El valor de lo simple de lo pequeño, de aquello que a la vez es tan grande y que apenas nos damos cuenta. Eso que pasamos por alto y un día vemos lo valioso que es. La vida se basa en eso en las pequeñas cosas que hacen grande tu mundo. La vida te da todos los días una dosis de cosas maravillosas que apenas percibimos por estar inmersos en una vorágine de prisas constantes y de agobios, sin darnos cuenta lo especial y mágicas que son. Ese abrazo sincero, la sonrisa de alguien a quien amas, los rayos de sol llegando a ti iluminando todo tu cuerpo. Eso es belleza en estado puro, porque la belleza de verdad se siente con el corazón. La belleza está en todos lados solo hay que saber apreciarla y mirar con los ojos del corazón.

Cada latido de nuestro corazón nos enseña que estamos vivos y vivir es el gran legado de la vida, deja de quejarte y agradece el día que tienes, sal ahí fuera y disfruta de lo pequeño, de eso que hace grande tu mundo. Dejémonos de tonterías y de estar haciendo daño, si supieras lo efímera que es la vida dejarías de joder al otro y utilizarías esas energías en ser mejor persona y construirte a ti mismo, y no en destruir a los demás. Un día esa persona se ira y ya no habrá tiempo para lamentaciones.

Estos últimos años he visto partir a varios seres queridos, esto me ha dado una visión de la vida y de la muerte diferente a la que tenía, me ha enseñado a valorar más la vida que tengo y a todos a los que quiero. Querer y valorar es bonito, hazlo saber, disfrútalos y guarda esa memoria en tu corazón. Aléjate del odio y del rencor, créeme no te van a enseñar nada nuevo, solo pon amor y perdón, con eso la herida sanara y tú te quedaras en paz. La paz el más valioso tesoro, puesto que nos genera bienestar y tranquilidad. Ya lo dice el dicho no hay mejor almohada que una conciencia tranquila. Tú encárgate de ti de los que hacen daño que se encargue la vida.

Lo pequeño es lo simple, un acto de bondad, ayudar por el simple placer de hacerlo y sentirte bien por ello. Afortunadamente la vida te regala miles de cosas benditas todos los días. Recibimos bendiciones diarias en forma de personas, momentos etc…

Son tan valiosos esos presentes que nos regala la vida, que no tienen precio. Porque son luces de colores que iluminan nuestro camino. Disfrutar de las pequeñas cosas es VIVIR, VALORAR Y SENTIR.

VIVIR con conciencia de lo que tenemos y lo que es más importante a quien tenemos. VALORAR todo y a todos los que amamos, SENTIR con los brazos de tu corazón abiertos. Abiertos para dar y a la vez para saber recibir.

El valor de todo aquello sencillo, simple y bueno, todo lo valioso está ahí en esos mágicos momentos cotidianos que hacen de nuestro mundo un lugar mejor. Regala tiempo y regalarás vida, el valor está en lo pequeño e inmenso de las cosas simples. Los tesoros más preciados se esconden detrás de pequeños corazones que hacen mundos enormes.

 

Sonia Rodríguez Acosta

Sonia Rodríguez Acosta

Coach de vida
Coach de procesos emocionales
Coach nutricional
Especialista en gestión de la ansiedad, miedos, fobias, motivación, autoestima y educación emocional.

Sígueme: