Desde La Mesa Mota

En el conjunto nacional, el 10% de los asalariados que más cobra tiene un salario de unos 4.491 euros, 9,3 veces por encima del 10% que menos cobra, que tiene una remuneración de 483 euros mensuales

01.05.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Canarias es, junto a Extremadura, la comunidad donde menos gana un trabajador, ya que en el Archipiélago los salarios se sitúan en una media de 1.420 euros, frente a los casi 2.000 que se cobran, de media, en Madrid o en Euskadi, según se desprende de un interesante estudio eleaborado por la empresa de contratación temporal Adecco sobre salarios en nuestrto país.

En el conjunto nacional, el 10% de los asalariados que más cobra tiene un salario de unos 4.491 euros, 9,3 veces por encima del 10% que menos cobra, que tiene una remuneración de 483 euros mensuales.

Por autonomías, Madrid (1.933 euros), País Vasco (1.930 euros), Navarra (1.777 euros), Cataluña (1.725 euros) y Asturias (1.622 euros) muestran un salario medio superior al de la media nacional (1.639 euros).

Por el contrario, entre las regiones que menores salarios presentan destacan Canarias (1.420 euros) y Extremadura (1.328 euros al mes).Así, entre los sueldos de Madrid y los de Extremadura hay una brecha máxima de 605 euros mensuales. Es decir, que un asalariado en Madrid percibe un 45% más al mes que un trabajador residente en este Archipiélago, lo que no es moco de pavo.

No es de extrañar que en Canarias los sueldos sean tan bajo respecto a lo que se cobra en otras regiones españolas, porque aquí los empresarios, en general, han sido partidarios de cotizar lo más mínimo posible por sus trabajadores y, además, siempre ha ejercido un papel paternal sobre los asaliariados, compensándoles con cantidades en negro a los obreros más fieles y preferidos por la empresa.

El poder adquisitivo de los isleños es aún menor que en el resto del país, ya que en este Archipiélago, además, la cesta de la compra es la más cara de España, ya que pagamos las consecuencias de nuestra distacia con el continente europeo y solo nos autoabastecemos en un veinte por ciento de nuestra propia produccion alimentaria, lo que implica que la gran mayoría de los productos que consumimos han de ser importados de la Península Ibérica y de otros países.

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: