Desde La Mesa Mota

"Para ayudarlos (a las personas que lo necesitan) hay que tener sangre" es el título de una nueva campaña informativa del Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia (ICHH) para concienciar a la población del Archipiélago

03.12.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

"Para ayudarlos (a las personas que lo necesitan) hay que tener sangre" es el título de una nueva campaña informativa del Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia (ICHH) para concienciar a la población del Archipiélago de la necesidad permanente de tener los recursos suficientes, es decir, la cantidad de donantes, porque la sangre no se puede fabricar, porque uno de cada diez pacientes hospitalarios necesita sangre.

Según indica en un folleto el ICHH, en Canarias hacen falta diariamente, de media, trescientas bolsas obtenidas de otras tantas donaciones y hay que tener en cuenta que la sangre caduca muy rápidamente (unos 42 días los glóbulos rojos y solo una semana las plaquetas).

Siempre se ha dicho que donar sangre es donar vida y eso es rigurosamente cierto, porque con una sola donación se puede salvar la vida de un ser humano. Por ejemplo, se un familiar de cada paciente donara una vez, la necesidad de sangre estaría cubierta.

Las mujeres pueden donar tres veces al año y los hombres hasta cuatro. Los donantes han de tener entre 18 y 65 años, presentar un buen estado de salud, pesar más de cincuenta kilos y no tener enfermedades víricas, como hepatitis, VIH, etcétera.

La sangre donada es usada para personas que requieren una operación quirúrgica, para enfermos de leucemia, para pacientes que necesitan trasplantes, para partos con complicaciones y para personas que han sufrido accidentes de tráfico.

¿QUÉ ES LA AFÉRESIS?

La aféresis es un procedimiento de donación sencillo e indoloro con el que se pueden obtener los distintos productos sanguíneos por separado, esto es glóbulos rojos, plaquetas y plasma. Este proceso se realiza, según informa el ICHH, mediante una máquina o separador celular que selecciona el componente que se desee donar, retornando el resto al torrente sanguíneo del propio donante por la misma vía.

Este procedimiento tiene una duración de entre 35 y 60 minutos dependiendo de lo que se necesite para uno u otro paciente. Diariamente los enfermos de cáncer, personas que van a ser trasplantadas o que se someten a cirugía cardíaca, o que tienen enfermedades de la sangre, necesitan plaquetas durante su tratamiento y, esto es muy importante., hay que decir que una donación de aféresis equivale a cinco de sangre.

El ICHH afirma que mediante este nuevo sistema, se pueden realizar donaciones hasta 24 veces al año, porque en solo quince días se recuperar los valores hematológicos y los requisitos médicos que permiten volver a donar.

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: