Desde La Mesa Mota

Vivimos en un país donde el nivel cultural de su población es bastante bajo y contrariamente a lo que se pudiera pensar, ese nivel medio en lugar de aumentar, desciende de manera inquietante

02.04.2019 | Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Vivimos en un país donde el nivel cultural de su población es bastante bajo y contrariamente a lo que se pudiera pensar, ese nivel medio en lugar de aumentar, desciende de manera inquietante.

No hay más que asomarse a las redes sociales para ver cómo escribe la mayoría de la gente, especialmente joven, a la que le importa un bledo no saber mínimamente algunos conceptos de reglas ortográficas, e incluso algunos hasta se ofenden si tratas de rectificarles y enseñarles y por eso mismo he decidido pasar de ellos, porque no tienen ningún interés cultural. Ni falta que les hace, por lo que he visto y comprobado.

Muchos jóvenes solo hablan español y mal, odian leer libros, no saben sumar quebrados, hallar una raíz cuadrada o resolver una sencilla ecuación matemática.

La juventud, en general, pasa demasiado tiempo viendo estupideces en Internet y la televisión, en lugar de estudiar y leer, porque además muchos chicos no comprenden lo poco que leen y valoran mucho más a un futbolista que a un investigador científico, por ejemplo.

Algunos de ellos son como zombies con el iphone, las tablets, el skate, el Facebook, el Instagram y con los chats donde comparten chuminadas y tonterías, en un claro aislamiento de la realidad que ya se conoce como "autismo cibernético" y que atenta contra su propia estima. Otros parecen auténticos sonámbulos por las calles más pendientes de la música que están oyendo por sus auriculares y de la pantalla de sus móviles recibiendo y enviando decenas de mensajes.

Es, en definitiva, una travesía por el desierto, que promueve el aislamiento social, el egoísmo, la insolidaridad, en una sociedad ciega y sin rumbo, llena de jóvenes "ni-ni", que ni estudian ni trabajan. Un futuro "muy prometedor". ¡Qué pena!

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.