Desde La Mesa Mota

Una de las asignaturas pendientes (entre otras muchas) del actual Gobierno Autónomo ha sido y es la construcción de viviendas sociales

25.02.2019 | Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Una de las asignaturas pendientes (entre otras muchas) del actual Gobierno Autónomo ha sido y es la construcción de viviendas sociales, porque la población de estas Islas siempre ha estado muy necesitada de hogares accesibles de promoción pública o privada, porque el poder adqusitivo de los habitantes es esdcaso, inferuior a la media nacional.

No conzoco los datos exactos del cumplimiento de los planes plurianuales de constrcción de viviendas desde que tenemos Autonomía, pero me da la impresión de que no se ha hecho una gran labor gubernamental al respcto, a pesar de los esfuerzos de la consejera Cristina Valido, una mujer eficiente pero que tiene demasiados calderos al fuego y no da abasto, ciertamente. Y lo digo con todo el cariño del mundo.

La explosión demográfica experimentada en el Archipiélado en los últimos años, particularmente en el Sur de Tenerife y en las islas de Fuerteventura y Lanzarote hace que el próximo Gobierno de Canarias que se forme tras las elecciones autonómicas del 26 del mayo tenga que confeccionar un exhaustivo plan de vivienda en la siguiente legislatura, debido a las grandes carencias actuales.

Tener un hogar digno es un derecho fundamental contemplado en la vigente Constitución de 1978 y nuestra autoridades tienen que hace todo lo posible para que ese precepto constitucional se cumpla.

Sin ir más lejos, presidente de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel), Jorge Marichal, ha alertado recientemente durante el sobre las consecuencias que puede tener en el sector el creciente problema de carencia de viviendas en Canarias. Y es un secreto a voces que muchos tarbajadores del sector turístico en el sur tinerfeño duermen en sus vehículos, porque no pueden pagar con sus sueldos el alquiler de una vivienda. Muchos de esos trabajadores proceden de pueblos del norte de la Isla, donde residen sus familias

En concreto, el presidente de Ashotel hizo referencia a la falta de viviendas para familias y empleados de dicho sector, especialmente en las zonas turísticas. La falta de alojamiento, dijo, “puede incluso convertirse en un serio conflicto social si no se actúa de manera urgente” y pidió a los organismos competentes a que tomen medidas: ”la falta de vivienda siempre ha sido un problema pero ahora se ha agudizado al retirarse del mercado habitual muchas viviendas que ahora se destinan a los turistas”. Y con ello se han elevado los precios de los arrendamientos. Qué pena.

Imagen de archivo: eldiario.es | CEDIDA

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.