NOVEDADES

Hay gente muy chiflada

Paco Pérez   08-07-2018   23:07:06   Tagoror Digital

Todos los días repaso la Prensa digital y desde mi ordenador huroneo por diez o doce periódicos editados en español, como ya les he comentado en más de una ocasión.

08.07.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Todos los días repaso la Prensa digital y desde mi ordenador huroneo por diez o doce periódicos editados en español, como ya les he comentado en más de una ocasión. Pues bien, cada día me sorprenden determinados y curiosos sucesos, que confirman que hay mucha gente chiflada viviendo en este mundo.

En un cementerio de Cádiz, por ejemplo, hace pocos días a un nieto del difunto, cuando el cadáver iba a se inhumado, no se le ocurrió otra idea que lanzar una corona de flores al aire, "para ver quién será el siguiente", como si de un ramo de novia se tratara. El joven, con todo su desparpajo, tras tirar la corona, afirmó: "estaos en Caí, que no falte el humor, como el que tenía mi yayo". Y se quedó tan pancho, ante el estupor de los asistentes al entierro en el camposanto gaditano.

Otra chifladura. Un hombre de 54 años, residente en la localidad cántabra de Renedo, fue ingresado recientemente en el Hospital de Sierrallana y Tres Mares de Torrelavega, tras meterse una anguila eléctrica por el ano mientras se duchaba, "para ver qué sentía". Una vecina lo encontró en el rellano de la escalera, completamente desnudo, y avisó a los servicios de emergencia. El infortunado caballero sufrio una fisura anal de carácter grave, por haber recibido al menos una docena de descargas, según confirmaron los médicos que le atendieron. Ver para creer.

Y un tercer caso insólito. Un empelado de "Cruz Campo" ha reconocido, a través de las redes sociales, que lleva orinando en el interior de los tanques de cerveza de la fábrica sevillana desde hace doce años. El asqueroso trabajador, de 34 años --que ha guardado su anonimato, por supuesto-- tiene la maldita costumbre de hacer sus necesidades en los barriles gigantes de la industria, junto antes de que se proceda al embotellado de la cerveza. De esta manera justifica el "sabor especial" que tiene la "Cruz Campo". ¡La madre que lo parió!

Como ven, algunos tienen la azotea mojada y bien mojada. En los manicomios hay seguramente personas más sensatas. ¿O no?

Paco Pérez

24

Periodista

 

 

Aviso Legal: Tagoror no se hace responsable de los comentarios y opiniones de sus colaboradores.


© Copyright 1999-2018, Todos los derechos reservados.
Un website de Tagoror
RSS Feed Alojado por Deranet Hosting

SSL