Desde La Mesa Mota

Es tal el escándalo de los descubrimientos continuos de casos de abusos sexuales a menores de edad por parte de numerosos sacerdotes que el Papa Francisco se ha visto obligado a llamar al Vaticano a los presidentes de las Conferencias Episcopales

22.02.2019 | Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Es tal el escándalo de los descubrimientos continuos de casos de abusos sexuales a menores de edad por parte de numerosos sacerdotes que el Papa Francisco se ha visto obligado a llamar al Vaticano a los presidentes de las cerca de dos centenares de Conferencias Episcopales (entre ellos muchos cardenales) para celebrar estos días una especie de "cumbre contra la pederastia".

Seguramente no ha sido una decisión fácil de tomar por parte del Santo Padre, pero se ha visto obligado a llamar a todos los responsables de la Iglesia Católica en los diversos países del globo terráqueo, porque este feo asunto puede llevar a un desencanto a millones de fieles practicantes, ante la envergadura de estos casos delictivos y la cantidad de ellos registrados a lo largo de los últimos decenios.

La Iglesia tiene que ser transparente y no debe solo limitarse a asumir estos graves errores de miles de sus miembros y a pedir perdón por unos hechos demostrables, sino que tiene la obligación de ir más allá. No basta con condenar actitudes vergonzosas y vergonzante, sino que ha de buscar soluciones para poner coto a todas estas acciones repudiables practicadas por sacerdotes y otros religiosos comprometidos con vivir de manera ejemplar.

Muchas personas estaremos atentos a las conclusiones de esta cumbre vaticana, a la que también asisten los superiores de congregaciones que se dedican a la Enseñanza en colegios de muchos países, así como algunas víctimas de estos abusos sexuales, que han dado a conocer sus tristes experiencias a los asistentes, que han de aprobar medidas correctoras en las distintas diócesis católicas, así como establecer diversos canales de denuncia de estos reprobables actos de abusos sexuales. Es hora de hacer justicia con todas las víctimas.

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.