Opinión

Cuantas veces nos dejamos llevar por nuestros pensamientos y nos metemos en nuestra propia jaula creyéndonos al pie de la letra todo lo que nos dice

19.12.2018. Redacción | Opinión

Por: Sonia Rodríguez Acosta

Coach

Cuantas veces nos dejamos llevar por nuestros pensamientos y nos metemos en nuestra propia jaula creyéndonos al pie de la letra todo lo que nos dice. Nos abstraemos del mundo para meternos en nuestro mundo. Y así vivimos en nuestra mente creyendo que somos solo eso y nada más. La realidad es muy distinta, somos mucho más que una mente pensante, somos esencia, espíritu, alma etc…. Identificándonos mucho con nuestra mente a lo que llegamos es a un sufrimiento muy duro, puesto que hay personas que por su genética, naturaleza, experiencia de vida etc... Tienden a tener más pensamientos irracionales y catastrofistas.

Lo cierto es que tú no eres tu mente y mucho menos tus pensamientos, puesto que son ideas que vienen a tu mente y solo tienen el poder que tú les quieras dar. Ahí está la clave a que decides darle el poder, si decides darle poder al pensamiento te focalizaras en él, si se lo quitas te focalizaras fuera de él y por lo tanto ya no tendrá poder sobre ti. Por supuesto es un trabajo de implicación pero se puede conseguir. Sal de tu mente y hazlo a diario, practica ejercicios que te ayuden a conseguirlo, como respirar conscientemente, meditación, deporte etc…

Nuestra mente nos sirve de mucho utilicémosla de forma positiva usando pensamientos que nos apoyen, confiando y fluyendo con la vida. La frase de “eres lo que piensas” hace mucho daño, puesto que hay gente que se lo llega a creer tanto que lo pasa realmente mal. Hay estructuras cerebrales que por su naturaleza tienen mucha actividad, imagínate si se sumergen en su mundo mental, probablemente entraran en caos, ansiedad y depresión. Obviamente no estoy refiriéndome a enfermedades mentales como la esquizofrenia y bipolaridad, estas son enfermedades que deben ser tratadas con el profesional adecuado y la medicación correspondiente.

Nuestra mente genera 60.000 pensamientos diarios y la mayoría son negativos. Por lo tanto no eres tu mente eres muchísimo más. Focaliza tu atención fuera, entretente, haz cosas que te gusten. Cuando dejas de vivir anclado en tu jaula mental, descubres otro mundo. Un mundo de libertad donde sueltas las cadenas que te ataban y descubres la belleza de la libertad. La libertad para mí es un preciado tesoro que esconde un sinfín de regalos maravillosos. La independencia física y emocional, poder ir a cualquier lado sola/o y sentir que disfrutas con tu propia compañía. Sin ese miedo amenazante que cuando vives en tu mundo mental lo traes incorporado contigo. Es como un chip que lo puedes desactivar porque tienes el poder para ello. Activar nuestro poder es darnos cuenta que podemos, incluso en las situaciones más dolorosas. Cuántas veces hemos pensado que con esto o aquello no podríamos y posteriormente nos sorprendemos a nosotros mismos pudiendo y llevando una situación adversa, permitiéndonos sentir el dolor, cayéndonos y levantándonos con más fuerza. Focaliza tu atención en aquello que te haga feliz y por supuesto abraza tu oscuridad. Ya que todos estamos compuestos de luces y sombras y nuestra oscuridad necesita de nuestra luz para que la ilumine y salga. Abraza todas tus partes incluso tu mente porque si la utilizas de manera positiva podemos hacer grandes cosas. Pon tu faro en la vida y ella te enseñara lo bonita que es.

Sonia Rodríguez Acosta

Sonia Rodríguez Acosta

Coach de vida
Coach de procesos emocionales
Coach nutricional
Especialista en gestión de la ansiedad, miedos, fobias, motivación, autoestima y educación emocional.

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.