NOVEDADES

La mayor virtud de la sabiduría es la humildad de la ignorancia.

Grego Calzadilla   06-03-2017   00:03:40   Tagoror Digital

Recuerda siempre ser humilde, y estarás en la senda correcta para encontrar la verdadera sabiduría que yace escondida en el interior de tu Ser.

06.03.2017. Santa Cruz de Tenerife.

La mayor virtud de un alma sabia y bondadosa será siempre su complaciente humildad ante la ignorancia de otro individuo. Y, por el contrario, su mayor pecado será la soberbia, el orgullo y la arrogancia.

Recuerda siempre ser humilde, y estarás en la senda correcta para encontrar la verdadera sabiduría que yace escondida en el interior de tu Ser.

Nunca desprecies y humilles al que no sabe igual que tú, porque en él puede estar escondida la mayor lección y el más importante aprendizaje de tu vida. Sólo guarda silencio y observa, y si lo consideras adecuado, instruye desde el más sincero y claro respeto.

En la grandeza de la humildad se encuentra el profundo cariño y el verdadero amor que profesamos a todas las demás criaturas del Universo y a todo lo que nos rodean en este mundo; y de paso somos conscientes de cuán aún nos queda por recorrer en nuestro camino hacia la iluminación.

Ella nos conduce a la condescendencia franca hacia nuestros semejantes, y es la gran llave maestra para doblegar a esa fiera indómita que es el Ego, origen de todos nuestros males y pesares.

Además, ser humilde te permite también seguir creciendo en sabiduría porque siempre estarás dispuesto a aprender algo nuevo del que se cruza en tu camino, y de paso proporcionarás una solemne reverencia de afecto y gratitud a su alma.

Pensar que ya todo se sabe, que no se necesita aprender nada más, es el comienzo del aislamiento del Ser, y de la muerte que nos conducirá al estancamiento del espíritu. 

Ofrece tu mejor sonrisa y tiende tu mano humilde y amiga a todo aquel que encuentres en la senda de tu destino, y podrás estar seguro, sin duda alguna, de que jamás te encontrarás solo en la tormenta. Sobre todo, cuando los tropiezos de la vida te obliguen a caer y tengas que alzar de nuevo la mirada para levantarte y poder proseguir tu marcha.

Ser humilde sólo es signo de ignorancia para aquellos que aún no conocen la grandeza que yace en el respeto y la tolerancia hacia los demás.  

Grego Calzadilla

20

Guía de Crecimiento Personal y Espiritual, Kinestésico Sensitivo, Psicoterapeuta Energético y Vibracional, Maestro Reiki, titulado en flores de bach y aromaterapia, Masajista.

 

 

Aviso Legal: Tagoror no se hace responsable de los comentarios y opiniones de sus colaboradores.

COMENTARIOS


© Copyright 1999-2016, Todos los derechos reservados.
Un website de Tagoror
RSS Feed Alojado por Deranet Hosting

SSL