Al Golpito

Por fin parece que ya la Sanidad Pública de Canarias ya va cogiendo forma en su nuevo organigrama en cuanto a cargos de responsabilidad institucional se refiere

17.08.2019 | Redacción | Opinión

Por: Rafael J. Lutzardo Hernández

Por fin parece que ya la Sanidad Pública de Canarias ya va cogiendo forma en su nuevo organigrama en cuanto a cargos de responsabilidad institucional se refiere. En una especie de velocidad de crucero, la nueva consejera ya nombró los nuevos cargos que a partir de ahora estarán comprometidos con la Sanidad Pública de Canarias. No hay que olvidar el tremendo problema con el que se encontró la nueva Consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Teresa Cruz Oval, tras las presiones y discrepancias entre distintos sectores del PSOE que han motivado la paralización de los nombramientos de altos cargos y la configuración del organigrama de la Consejería de Sanidad. Teresa Cruz Oval acaba de aterrizar en un “aeropuerto” muy complejo y de difícil pista para llevar a cabo su gestión política sanitaria en el Archipiélago canario a la que le ha sido encomendada. Sabido es de las grandes dificultades y problemas que ha venido teniendo nuestra Sanidad Canaria en los últimos años. Sobre todo, cuando comenzó la gran crisis económica europea, motivando un recorte brutal en la Sanidad y Educación. Crisis económica que significó para que las clases políticas se acogieran para decir que no tenían dinero para poder afrontar determinados programas y proyectos de diferentes índoles.

Por otro lado, y en lo que respecta a cargos gubernamentales, no descubro nada nuevo si escribo que la Sanidad en Canarias siempre ha estado ausente de verdaderos especialistas en medicina; lo que motiva que nuestra Sanidad Pública está en mano de personas no especializadas y con el riesgo de seguir sufriendo las consecuencias de otros consejeros/as de otra época. Por ejemplo, la sustituta de José Manuel Balta, la nueva Consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Teresa Cruz Oval, su currículum lo refleja muy claro: Diplomada en Trabajo Social por la ULL. Experta en intervención Familiar y Menores por la ULL. Experta en intervención con menores maltratados por la Universidad de Valencia. Funcionaria del Ayuntamiento de Granadilla y coordinadora de los Servicios Sociales Municipales de Granadilla.

Los partidos ganadores o los que hacen de puntas de lanzas en los tripartitos en las mociones de censuras, no se quieren dar cuenta que a una farmacia se le puede llamar ferretería. O lo contrarios, a una ferretería no se le puede llamar farmacia. Es decir… ¿por qué hay que ponen al frente de una Consejería de Sanidad a una persona que no tenga que ver con nada con la medicina o con el organigrama sanitario y sus problemas? El tal el problema, que en estos momentos los dos últimos consejos de gobierno han designado a casi 60 cargos en todas las consejerías, pero el área que dirige Teresa Cruz Oval solo ha sido capaza de nombrar al secretario general técnico para evitar la parálisis total de una consejería que maneja más de 3.000 millones de euros y tiene a su cargo a unos 25.000 trabajadores. Por si fuera poco, y ante esa ausencia de nombramientos, tras tres semanas después de tomar posesión la citada consejera, se han ido dos altos cargos importantes para el funcionamiento del Servicio Canario de Salud (SCS), pero para quedarse en el Gobierno, en otras áreas. El exdirector del SCS, Conrado Domínguez, nombrado por el Consejero de Obras Públicas y el Director General de Recursos Económicos del SCS, Luis Márquez.

Lo que está claro es que todos los partidos que en la actualidad forman parte del organigrama del Gobierno de Canarias quieren participar de la “tarta” política; donde cada uno de ellos intenta “enchufar” a sus amiguetes sin importarles las consecuencias que cada área institucional tiene. Por todo ello, la nueva consejera de Sanidad no es precisamente una especialista en el área encomendada y por lo tano necesitará de un buen equipo de asesores para cubrir los puestos directivos del departamento. Así nos va nuestra Sanidad en Canarias.

Así pues, la Sanidad Pública de Canarias ya comienza a navegar en estos momentos con una nueva tripulación, con el objetivo de comenzar una nueva andadura difícil y compleja, pero con la ilusión y esperanza de llegar a buen puerto por parte de la nueva Consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias.

Así pues, por lo menos en el primer encuentro entre la nueva consejera de Sanidad y los sindicatos se salda con la aprobación de las bases de las pruebas y los baremos de méritos en las especialidades. Es decir, la mesa sectorial de Sanidad acordó el calendario de las pruebas de la oferta pública de empleo (OPE) para cubrir 7.198 plazas sanitarias en la comunidad Autónoma de Canarias. Esperemos que el deseo de María Teresa Cruz Oval, en su deseo de “humanizar la sanidad”, sea un objetivo consolidado en los próximos años.

 

 

 

Rafael J. Lutzardo Hernández

Rafael J. Lutzardo Hernández

Periodista y escritor. Actualmente colabora como columnista y realiza reportaje de sociedad en El Diario de Avisos.

Autor de numerosos prólogos de libros y programas de fiestas populares de nuestra tierra. Autor del libro "Vamos de Guachinches y otras casas de comidas"

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.