Opinión

Desde el momento que un bebe empieza a gestarse en el vientre materno, es un momento mágico lleno de amor, de él venimos y hacia el amor nos vamos

07.05.2019 | Redacción | Opinión

Por: Sonia Rodríguez Acosta

Coach

Desde el momento que un bebe empieza a gestarse en el vientre materno, es un momento mágico lleno de amor, de él venimos y hacia el amor nos vamos. Es como volver a casa, porque somos cuerpo, mente y alma, energía, espíritu o como lo defina cada cual. A mí me encanta la palabra alma porque desde mi punto de vista engloba todo. Un todo que es un misterio, la vida en si lo es. La vida es bella si decides verla con los ojos del corazón, misteriosa también con sus momentos de felicidad y otros de llanto. Un misterio para ser bailado, disfrutado y gozado. Lleno de múltiples olores y colores que nos regala la madre tierra con la energía de la naturaleza, llena de energía brillante y vitalidad. La vitalidad que da respirar y estar vivo con ilusiones y motivación. Caminando por el sendero de la vida nos encontramos con caminos llenos de flores y otros desiertos. Lo importante es lo que hagas con esos caminos, si te quedas sentado viendo el desierto o coges las riendas de tu caballo hasta que encuentres agua que calme tu sed. Una sed que nos lleva muchas veces a ser quienes somos realmente, la vida es tan buena maestra que te repite lecciones hasta que las aprendas. No se trata de ver un castigo en cada lección sino una oportunidad de aprendizaje. Una oportunidad de renovarte de que entren aires frescos a tu vida bañadas con flores de azahar y perfumada con pétalos de rosa. Pintar tu corazón de rojo aunque te quedes sin pinceles porque te han roto el corazón. Volverás a soñar y a enamorarte de nuevo porque en la vida lo que parece un final, solo es un nuevo comienzo. Un nuevo comienzo soltando aquel viejo pincel y entregándote al misterio mágico de la vida confiando, fluyendo, atravesando la incertidumbre abrazándola. Viviendo el momento presente como un regalo, porque es eso lo que es un regalo maravilloso del que a veces no somos conscientes. El pasado verano mientras estaba en una piscina vi como un hombre se quitaba sus prótesis de las piernas y se zambullía en el agua. Aquello me llego al alma y mi corazón sonrió, los límites solo están en nuestra mente, tú decides lo alto que quieres volar, no para tener sino simplemente para ser.

El misterio de la vida es una belleza de incalculable valor, belleza mágica porque a veces te sorprende con un volcán de emociones dejando paso a sensaciones que hacen latir tu corazón. La vida es un enigma para unos y un desafío para otros. Verlo todo con una visión amorosa desde una postura generosa dando paso a tu caminar. Una actitud positiva lo cambia todo, y es que creo que no todo está escrito, tú con tus decisiones vas creando tu propio sendero. Si crees creas, con lo cual cree siempre que puedes. En este punto vuelvo al hombre de la piscina su actitud no cambiara el hecho de que le falten las piernas, pero si su manera de vivir la vida sin ellas. Con una actitud positiva lleno de energía y dando una lección de vida poniendo salida al misterio de la vida.

Sonia Rodríguez Acosta

Sonia Rodríguez Acosta

Coach de vida
Coach de procesos emocionales
Coach nutricional
Especialista en gestión de la ansiedad, miedos, fobias, motivación, autoestima y educación emocional.

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.