Desde La Mesa Mota

Ya llegó septiembre, acabaron las vacaciones para la gran mayoría de los canarios y de los españoles, y ya se nota en la alta densidad del tráfico rodado de vehículos en las ciudades y carreteras

05.09.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Ya llegó septiembre, acabaron las vacaciones para la gran mayoría de los canarios y de los españoles, y ya se nota en la alta densidad del tráfico rodado de vehículos en las ciudades y carreteras, que será más insoportable cuando empiece el curso escolar de manera inminente, sobre todo en los horarios de entrada y salida de los alumnos de los distintos centros educativos. 

Es lo que se ha dado en llamar "la vuelta al cole", que en realidad es el regreso de casi todo el mundo de su período vacacional anual, porque la mayoría de los ciudadanos, por su doble condición de trabajadores por cuenta ajena y padres, han de descansar durante el mes de agosto período en el que no hay clases ni actividad docente alguna y medio país cierra sus puertas. 

Siempre me gustó trabajar en el mes en el que todo el mundo se iba. Ciertamente era más laboriosa la búsqueda de noticias y a veces no sabíamos que tontería poner en primera página por falta de hechos y sucesos destacables. Pero ese sobre esfuerzo laboral se compensaba con creces en septiembre, que era el mes preferido por mí para coger mis correspondientes vacaciones. 

Bueno, a lo que íbamos, pues llega la vuelta al cole, los padres descansan y los profesores han de ponerse las pilas. 

 Hay algunos problemas actuales en las aulas, como el maldito acoso escolar, un asunto que hay que desterrar por completo de los colegios y castigar severamente a los que incitan a la violencia física y psicológica. 

La Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, por otra parte, ha incrementado el presupuesto de los comedores escolares para incluir en los menús más frutas y verduras, una medida positiva pero insuficiente, por cuanto lo que se sirve en los colegios deja bastante que desear y en la mayoría de los casos los platos contienen demasiados hidratos de carbono y pocas vitaminas y proteínas. Habrá que mejorar en este asunto. 

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: