Desde La Mesa Mota

Por fin las autoridades de la Unión Europea parece que van a hacer caso al clamor popular y ya estudia la posibilidad de suprimir el cambio horario estacional en los meses de mayo y octubre todos los años, como se ha venido haciendo desde 1973

31.08.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Por fin las autoridades de la Unión Europea parece que van a hacer caso al clamor popular y ya estudia la posibilidad de suprimir el cambio horario estacional en los meses de mayo y octubre todos los años, como se ha venido haciendo desde 1973, tras la primera gran crisis económica mundial surgida a raíz de la elevación de los precios del petróleo y del cierre del Canal de Suez, en Egipto.

c, por lo que se conseguía "tener" más horas solares al día, adelantando una hora en invierno y atrasando las manecillas del reloj con la llegada de la temporada de verano.

Se ha comprobado asimismo que estos cambios horarios repercuten negativamente en la salud de los seres vivos, especialmente en las personas, muchas de las cuales tenemos serios problemas de adaptación por unas absurdas medidas que casi nadie comprendió nunca.

Si finalmente la Unión Europea aprueba dejar los relojes quietos y suprime los cambios estacionales, será esta una medida muy comprensible, porque los perjuicios eran evidentes, ante unos beneficios poco contrastados.

De paso, como ha adelantado en las últimas horas el ministro español, de Exteriores, José Borrell, cabe la posibilidad de que el futuro horario español continental e insular se retrase sesenta minutos más, por cuanto en 1940 un capricho del general Franco, hizo que los españoles tuviéramos el horario de la capital alemana, Berlín, para congraciarse de alguna manera con otro nefasto dictador y asesino llamado Adolfo Hitler. 

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: