Desde La Mesa Mota

La mayoría de los consumidores sabemos que las bebidas refrescantes industriales, como "Coca-Cola", "Fanta", "Pepsi-Cola", "Sprite", "Seven Up", "Mirinda" y otras muchas marcas conocidas no son recomendables para nuestra salud

13.01.2019. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

La mayoría de los consumidores sabemos que las bebidas refrescantes industriales, como "Coca-Cola", "Fanta", "Pepsi-Cola", "Sprite", "Seven Up", "Mirinda" y otras muchas marcas conocidas no son recomendables para nuestra salud, por su alto contenido en azúcar, pero según estudios recientes tampoco son buenas para nuestro organismo esas mismas bebidas en sus versiones sin azúcar o sugar free, es decir "light" o "zero", por cuanto tienen varios efectos negativos para nuestro cuerpo.

Se ha planteado que el aspartamo (un sustitutivo del azúcar) sea el culpable de algunas enfermedades, ya que si alcanza una temperatura superior a 30 grados centígrados esta sustancia se transformará en formaldehído y, posteriormente, en ácido fórmico, utilizado, entre otras cosas, para matar a las hormigas.

Este ácido podría causar enfermedades tan importante como esclerosis múltiple, lupus, entumecimiento de las piernas, trastornos en el habla, vértigo, dolores punzantes, depresión, mareos, calambres musculares, ataques de ansiedad, pérdida de memoria, visión borrosa y dolores articulares y de cabeza.

Por lo que respecta al peso corporal, en contra de la creencia popular, se podría decir que los refrescos "light" o "zero" contribuyen con la obesidad, debido a que el sabor dulce que tienen "engañan" a nuestro cerebro, porque el organismo intenta metabolizar esta azúcar falsa y hace que se acumule en grasas, y se dispara entonces la necesidad de ingerir calorías y comeremos más.

Además, las burbujas que contienen estos líquidos dilatan el estómago y dificultan la digestión. Cuando se liberan estas burbujas a través de flatulencias y/o eructos, la sensación de hambre regresará y se querrá comer más.

En consumo de estas bebidas refrescantes es, en términos generales, nocivo para la salud, y el hecho de que algunas de ellas lleven la etiqueta de "light" no sirve para nada. Parece demostrado que ingerir estos productos podrían causar daños al corazón o padecer algún problema cardiovascular debido al sodio que contienen, además de dañar los dientes, por el ácido cítrico u ortofosfórico, que favorecen la caries y, además, provocarían síndrome metabólico (caracterizado por un cansancio crónico), aumentando también las posibilidades de padecer diabetes mellitus del tipo 2 y la aparición de grasa abdominal.

Para información de enfermos diabéticos, hay que subrayar que el aspartamo que añaden a estas bebidas "light" (azúcar artificial) provoca un aumento importante de glucosa en la sangre, lo cual generaría una resistencia a la insulina que favorecería a la diabetes.

Está claro, en cualquier caso, que los refrescos "zero" y otros por el estilo, contienen sucralosa, una sustancia dañina igual que el aspartamo o la sacarina, y lo mismo que los refrescos azucarados, a la larga afectarán a la salud..

Hasta el momento los refrescos light no han sido oficialmente contraindicados para ningún tipo de personas, pero por lo que se sabe, debería no recomendarse su consumo a personas que padecen diabetes, a niños, a mujeres embarazadas o en período de lactancia ni a los seres humanos que tienen obesidad.

Tal como lo he leído en varias publicaciones serias, se los comento a ustedes, amables lectores. Procuren no consumir este tipo de bebidas por sus posibles efectos negativos para la salud. Siempre es mejor prevenir que curar...

Imagen de archivo: laposadadesomo.com | CEDIDA

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.