Opinión

Hemos entrado en el mundo de las redes sociales, un espacio que te permite conectar con personas que están a cientos de kilómetros de ti, un lugar donde puedes compartir diversidad de archivos privados que pasan a ser públicos

28.10.2020 | Redacción | Opinión

Por: Patricia Pérez Rivero

Margua

Hemos entrado en el mundo de las redes sociales, un espacio que te permite conectar con personas que están a cientos de kilómetros de ti, un lugar donde puedes compartir diversidad de archivos privados que pasan a ser públicos. Un mundo que crece cada día más y va teniendo más importancia. Las redes llegaron para quedarse e invadirnos, pero el uso que le damos cambiará el resultado de nuestras vidas. No es nada nuevo decirles que ciertas personas usan esta maravillosa tecnología para su propio beneficio pero de una manera inadecuada, donde sacan a la luz su cara oculta para amenazar, juzgar, criticar y atacar, sin tener una pizca de consideración. Menores que se conectan en chats en busca de compañía para pasar el rato, adultos que no son capaces de hablar cara a cara y usan las redes para enviar indirectas, donde solo se refleja una cosa… que no somos capaces de mostrarnos tal y como somos, al natural. Hemos pecado y contagiado esta ola de acosos, chantajes por no ser conscientes del uso real que tienen las redes. Porque de tanto uso, hicimos abuso…

"Soy la primera que usa las redes para aprender y comunicarme con personas que están demasiado lejos. Soy consciente de que gracias a las redes obtenemos también muchos beneficios positivos que nos ayudan a crecer. Así que hoy les hacemos llegar este artículo a través de unas fotografías realizadas gracias a mi querido amigo, Luis Alberto Serrano (infinitas gracias por ayudarme y formar parte de este proyecto, gracias a ti es posible"

ORGULLO, PREJUICIO Y PERFILES FALSOS

Caras que usan máscaras como perfiles falsos,

en las redes ven con prejuicios lo que quieren controlar,

su orgullo les ciega y juegan con  los seres humanos,

como si fuéramos esclavos de sus deseos,

con el único objetivo de acabar con nuestra libertad y forma de pensar.

LIBERTAD, RESPETO Y AMOR PROPIO

Todo puede cambiar, todo puede pasar,

pero nunca debe faltar en nosotros la libertad

de decidir quiénes somos y que queremos hacer.

El respeto que esperamos de los demás,

debe empezar por nosotros mismos,

acompañado de lo más hermoso que existe,

el amor.

¡Amor propio regálate cada día y

vive en libertad con tus sentimientos!

¡Respeta tu amor propio!

VALORES, ¡POR FAVOR! HIPOCRESÍA Y CINISMO ¡NO!

Hemos perdido lo esencial que nos hacía ser especial,

cambiamos los valores por la hipocresía y el cinismo.

Usamos la verdad para taparla con mentiras,

jugamos a quién es el mejor,

pisoteando a los demás.

Dejamos de lado, lo que nos une,

para buscar lo que nos separa.

Acabamos de pecar, por un mal uso social

hacia aquello que nos hace conectar con lo demás.

 

 

 

Imagen: Patricia Pérez Rivero (Margua) | Luis Alberto Serrano