NOVEDADES

¿Miedo o fobia?

María del Carmen García Mora   16-03-2017   20:03:32   Tagoror Digital

Cúando el miedo nos impide hacer cosas.

16.03.2017. Redacción.

Mari Carmen García Mora

Psicóloga Sanitaria

Colegiada T-1412

¿Estando solo por la noche has sentido cómo un escalofrío que te recorre la espalda?, ¿Has saltado sin querer de la silla ante un ruido inesperado?, ¿Has sentido nauseas al asomarte a un acantilado? Estas sensaciones son las expresiones ante el miedo que pueden provocarnos ciertas situaciones y son sensaciones normales.

Desde el punto de vista biológico, el miedo es un esquema adaptativo, y constituye un mecanismo de supervivencia y de defensa, surgido para permitir al individuo responder ante situaciones adversas con rapidez y eficacia. En ese sentido, es normal y beneficioso para el individuo y para su especie.

La mayoría de personas tienen miedo a determinadas cosas, generalmente a las mismas que otras personas. Esto es normal. Pero cuando para una persona el miedo se vuelve más intenso y reacciona desproporcionadamente ante él, hablamos de una fobia.

Una fobia es un miedo intenso y progresivo o ansiedad por un determinado objeto, animal, actividad o situación que ofrece poco o ningún peligro real.

Causas

El origen de las fobias, por qué unas personas tienen estos miedos tan limitantes y otros no, es algo que aún no tiene una respuesta clara. Traumas infantiles, educación y componente genético parecen ser las causas más comunes del origen de las fobias. Por ejemplo, si te has quedado encerrado en el ascensor durante un tiempo largo, podrías desarrollar fobia a los espacios cerrados. Pero, aun así, hay fobias que aparecen desde la infancia en las que no está claro el mecanismo de su origen.

Las fobias específicas son un tipo de trastorno de ansiedad en el cual una persona puede sentirse extremadamente ansiosa o tener un ataque de pánico cuando es expuesta al objeto del miedo.

Si ante la presencia de una araña sientes algo de asco o sientes desagrado, eso es miedo, si sientes pánico y un impulso incontrolable de salir corriendo, eso es una fobia.

Cuando tienes una fobia, estar expuesto al objeto de la fobia o incluso pensar en estar expuesto a dicho objeto provoca una reacción de ansiedad. Este miedo o ansiedad es mucho más fuerte que la amenaza real.

Se puede experimentar sudoración excesiva, tener problemas para controlar los músculos o las acciones, o frecuencia cardíaca rápida. Además, las personas que tienen una fobia evitan situaciones en las cuales se puede presentar contacto con el objeto o animal que causa el miedo. Por ejemplo, evitar conducir a través de túneles, si estos son su fobia. Este tipo de evasión puede interferir con el trabajo y la vida social.

Las fobias comunes son, entre otras, el miedo excesivo a:

  • Estar en lugares donde es difícil escapar, como entre multitudes, puentes o estar solo en el exterior
  • Sangre, inyecciones y otros procedimientos médicos
  • Ciertos animales (por ejemplo, perros o serpientes)
  • Espacios encerrados
  • Volar
  • Lugares altos
  • Insectos o arañas
  • Relámpagos

Además de las fobias simples que nombramos arriba, hay fobias más complejas como la fobia social o la agorafobia.

Quedémonos con las fobias simples, que son las más comunes en toda la población.

¿Tienes algún tipo de estos miedos?

¿Este miedo te limita para llevar a cabo tareas o actividades ordinarias?

Si la respuesta a las dos preguntas es si, entonces debes acudir a un especialista. Existen tratamientos estandarizados, fiables y con evidencia científica de su eficacia, que te ayudan a superar este miedo.

Hay fobias que no interfieren en nuestra vida diaria, como es el miedo a volar. Entonces puedes pensar: “yo tengo miedo a viajar en avión, o a las serpientes, pero como no voy a viajar en avión y es poco probable que vea una serpiente, no me hace faltar tratar mi miedo”. Yo te recomendaría que acudieras de todas formas. Nunca sabes si mañana va a ser necesario que te subas en un avión y la experiencia puede ser muy dolorosa. Vivir con miedo no es bueno.

Cómo hemos visto que las fobias son trastorno de ansiedad, siempre puedes incorporar a tu vida aquellos hábitos saludables que te ayudan a controlar la ansiedad: ejercicio físico moderado, meditación, relajación, alimentación equilibrada, serían los principales.

¡Di adiós a las fobias y vive mejor y sin miedos!


 

 

María del Carmen García Mora

6

Psicóloga Sanitaria (UNED)
Máster de Psicología Clinica de la ULL
Experta en Mindfulness

 

 

Aviso Legal: Tagoror no se hace responsable de los comentarios y opiniones de sus colaboradores.

COMENTARIOS


© Copyright 1999-2017, Todos los derechos reservados.
Un website de Tagoror
RSS Feed Alojado por Deranet Hosting

SSL