Desde La Mesa Mota

Me ha mandado un mensaje por correo un lector de La Laguna, que cuenta que ayer fue arrollado por un hombre que estaba montado en un patinete, al que llevaba atado un perro de su propiedad

10.01.2019. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Los Reyes Magos han traído este año, como algo novedoso, multitud de patinetes eléctricos a niños y a no tan niños, para su disfrute, y no me parece mal que la gente se divierta y los utilice, pero con mucha prudencia y como es debido.

Me ha mandado un mensaje por correo un lector de La Laguna, que cuenta que ayer fue arrollado por un hombre que estaba montado en un patinete, al que llevaba atado un perro de su propiedad, cuando el atropellado se encontraba tranquilamente caminando por la acera de una calle de Las Gavias, muy cerca del colegio "Luther King", a media mañana.

La víctima tuvo que acudir a urgencias en el Hospital Universitario de Canarias, donde le diagnosticaron una importante lesión en un hombro, por el fuerte golpe que se produjo al caer al suelo, y tuvo que ser atendido por los médicos y enfermeros de guardia en dicho centro.

Recientemente, un anciano fue también atropellado por el "conductor" de una patineta eléctrica en Barcelona y creo que falleció cuando iba en una ambulancia camino de un centro sanitario de la capital catalana.

Hay que tener mucho cuidado con los artilugios de este tipo, porque no se trata de un juguete cualquiera y puede provocar graves lesiones a los transeúntes, como ya ha ocurrido en diversas poblaciones de nuestro país, casi siempre por imprudencia de los que manejan estos novedosos patinetes, que deberían de circular por los carriles de bicicletas y nunca por aceras, ni tampoco por las calzadas, en medio de los coches.

Creo que se hace necesaria una normativa con reglas muy estrictas para el uso de estos patinetes, exigir un mínimo de edad a quienes los utilizan y, desde luego, limitar su velocidad porque conducirlas de manera irresponsable pone en peligro la vida y la integridad de muchas personas.

Igual que en la zonas turísticas del sur de Tenerife, los ayuntamientos de Adeje y Arona prohibieron la circulación de cochecitos eléctricos por las aceras, se debería hacer con estos "juguetes", para evitar males mayores. Algún organismo competente ha de establecer unas normas en este sentido y sancionar duramente a quienes las incumplan.

Imagen: biciprix.com

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.