Desde La Mesa Mota

Les preocupa, sobre todo, el aparente aumento e intención de voto en favor de Ciudadanos, el partido de moda que, por la moderación en sus postulados, está teniendo hondo calado entre los futuros votantes (Imagen: eldia.es)

22.02.2018. Redacción / Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Los principales dirigentes de Coalición Canaria están ciertamente preocupados por las expectativas electorales de cara a mayo de 2019, cuando se tienen que celebrar las próximas elecciones autonómicas, aunque esa fuerza política sea la tuerta en un país repleto de ciegos.

Les preocupa, sobre todo, el aparente aumento e intención de voto en favor de Ciudadanos, el partido de moda que, por la moderación en sus postulados, está teniendo hondo calado entre los futuros votantes, como ocurrió con Unión de Centro Democrático en los años de la Transición.

La gente ve ciertas similitudes entre el recordado Adolfo Suárez y el joven Albert Rivera, por su centrismo ideológico y por sus posturas de modernidad y de cierta eficacia, dos avales importantes en cualquier carrera electoral.

La preocupación de los líderes de CC es lógica, pues, aunque sus resultados en las urnas el próximo año no serán tan catastróficos como se piensa, porque como me comentó un viejo zorro de la política isleña, con muchos años de experiencia en la responsabilidad publica, los nacionalistas cuenta con suficiente dinero para afrontar cualquier contingencia electoral. No en vano están atragantados de poder, que han ejercido en las Islas en los últimos cuarenta años, un tiempo similar a lo que duró la dictadura franquista.

En política la pasta es primordial, sobre todo a la hora de desarrollar las campañas electorales, y en eso la formación de Ana Oramas y Fernando Clavijo (que son la reina y el rey en el ajedrez canario) no ha tenido nunca problemas, porque ha contado --y cuenta, que no se olvide-- con buenas e importantes fuentes de financiación, que uno no va a descubrir aquí y ahora, porque son bien conocidas.

Salvando las distancias, la próxima cita con las urnas va a ser para Coalición Canaria una especie de campaña a lo Donald Trump, el controvertido "bestia naranja" que hoy preside Estados Unidos. Poderoso caballero don dinero.

Les comento, de paso, que Cristina Tavío, dirigente del PP y vicepresidente del Parlamento de Canarias, podría fichar en breve por el partido gobernante. CC anda detrás de sus pasos y de otros dirigentes "populares" descontentos con el presidente regional del partido, Asier Antona. Estén atentos a la jugada, amables lectores, si les apetece, claro.

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: