Desde La Mesa Mota

Por lo visto y comprobado en el gran acto de presentación de los candidatos de Coalición Canaria para las próximas elecciones autonómicas, insulares y locales del 26 de mayo

20.01.2019. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Por lo visto y comprobado en el gran acto de presentación de los candidatos de Coalición Canaria para las próximas elecciones autonómicas, insulares y locales del 26 de mayo, este partido que se define "nacionalista" y que ha gobernado en el Archipiélago y en numerosas instituciones públicas durante casi cuarenta años, no tiene al parecer "gente nueva" con la que encabezar las distintas listas o bien sus dirigentes creen que han hecho una extraordinaria labor al frente del Gobierno Autónomo, del Cabildo de Tenerife y de los principales ayuntamientos tinerfeños.

Creo que los líderes de CC han optado por repetir los distintos aspirantes por las dos razones: porque realmente no tienen hombres y mujeres de valía que presentar a los próximos comicios y porque se piensan que no debe haber una renovación interna dentro de esa fuerza política, ya que se creen los mejores tuertos en este país archipielágico lleno de ciegos y están convencidos, sin duda alguna, de que lo han hecho muy bien en los últimos cuatro años.

Mi impresión general es que Canarias y Tenerife no están mejor ahora mismo que hace cuatro, ocho o doce años y estos nacionalistas se han dedicado a seguir gobernando las Islas, algún Cabildo y varios ayuntamientos de importancia, creyendo que tenían una mayoría holgada de los votos de los ciudadanos, cuando realmente no ha sido así. No hace falta sino mirar la actual composición del Parlamento para no terminar de entender como el cabeza de lista de CC por Tenerife, Fernando Clavijo, llegó a la Presidencia del Gobierno, cómo Carlos Alonso se hizo con el control del Cabildo tinerfeño, o cómo, sin ir más lejos, José M. Bermúdez y José A. Díaz se convirtieron en alcaldes de Santa Cruz y La Laguna.

Esta formación política, ansiosa siempre de estar y permanecer al frente de las instituciones, a costa de lo que sea, desnaturalizó la Democracia en las Islas, con pactos y acuerdos poselectorales incomprensibles hace cuatro años, negociando en Santa Cruz con el PP, en el Gobierno Regional con el PSOE (a cuyos consejeros Clavijo echó como agua sucia al año siguiente) y, consecuentemente "en cascada" con los socialistas en el Cabildo y La Laguna.

En Aguere, CC destrozó al grupo municipal del PSOE, dividiéndolo; en Santa Cruz fue "por libre" con los peperos, y en el Cabildo Aurelio Abreu se vio obligado a ir en alianza con Alonso, porque se lo exigió la Ejecutiva regional de su partido. No cabe duda, a la vista de la "excelente" experiencia, que los distintos dirigentes de CC al frente de las instituciones citadas han demostrado ser unos auténticos profesionales del equilibrismo circense para mantenerse en el poder, lo cual es muy loable cuando un partido político se ha convertido, con el paso del tiempo, en un grupo de amigos al servicio de determinados intereses, como si --me da la ligera impresión personal y, por tanto, muy subjetiva-- en realidad la Coalición fuera una empresa mercantil al uso.

De cualquier manera, si esta gente se cree la mejor del mundo y si los votantes le dan su apoyo en los próximos comicios, con su pan se lo coman. A determinados pájaros no les pondré nunca migas para que coman en un parque público. Seguro que me entienden, amables lectores. Y, si les digo lo que realmente siento, las otras aves que revolotean por el follaje de los árboles tampoco me caen muy simpáticas, por cierto. Ya saben aquel dicho de que "pueblo chico, infierno grande". Pues eso...

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.