Desde La Mesa Mota

Por eso pienso que Pedro Sánchez debería olvidarse de su pertinaz obsesión de exhumar los restos mortales del último dictador que gobernó en España casi cuarenta años en el pasado siglo

20.08.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Siempre se ha dicho que la mierda huele más cuando se remueve. Por eso pienso que Pedro Sánchez debería olvidarse de su pertinaz obsesión de exhumar los restos mortales del último dictador que gobernó en España casi cuarenta años en el pasado siglo, de triste recuerdo para quien esto escribe y para millones de ciudadanos que tuvimos que soportar un régimen político carente de libertades y que, junto con Portugal, fue el país menos democrático de Europa Occidental después de la II Guerra Mundial.

Todos sabemos que el general Franco fue un hombre sin escrúpulos y con enrome sangre fría, que participó en un golpe de Estado contra la II República legalmente constituida y, por esas cosas del destino, luego encabezó la rebelión, para erigirse en el líder de la "nueva España", un país sumido en la más absoluta pobreza, lo que obligó a miles y miles de personas a emigrar a otros lugares, en busca de un sustento digno, o simplemente huir por la tremenda represión que ejerció, en los primeros años de la posguerra civil, sobre los llamados "rojos".

De cualquier manera, nada ni nadie puede justificar que aquella sublevación de un grupo de generales terminara en una confrontación bélica entre compatriotas y, lo que es aún peor, que terminada la guerra los fascistas siguieran matando a ciudadanos con ideas progresistas, por el solo hecho de pensar de forma distinta. O eso cree uno.

Escrito lo anterior, creo que sería mejor dejar los restos del pequeño general donde están, esto es en el Valle de los Caídos, monumento fascista construido "curiosamente" con sangre, sudor y lágrimas de presos políticos del régimen franquista. Exhumar a estas alturas el cadáver de un dictador no resuelve nada y es más, parece que el señor Sánchez Pérez-Castejón, obsesionado como digo por la idea de remover la mierda, quiera acabar con la triste historia de este gran país. Como si la izquierda no hubiera asumido, ochenta años después, una injusta derrota bélica, que no se hubiera producido si Franco no hubiera contado con el apoyo de la Alemania de Hitler y la Italia de Mussolini. ¡Vaya tres dictadores, como para verles juntos en el infierno! Amén. 

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: