Opinión

Es difícil pensar, difícil escribir, cuando aún se está en el vientre de un tiburón

14.05.2020 | Redacción | Opinión

Por: Alejandro De Bernardo 

Es difícil pensar, difícil escribir, cuando aún se está en el vientre de un tiburón. Escucho y leo con inquietud y asombro a esta invasión de sabios que ha asaltado este país en los últimos dos meses. ¡Pero qué desaprovechados estaban dios mío! Podrían hacer guardia una semana cada uno y estaríamos a salvo de cualquier penuria, amenaza o desgracia años enteros con estos superdotados ojo avizor. El número de listos por metro cuadrado no tiene parangón.

Pero mira tú qué país este de mierda, con perdón, tenemos que vamos y elegimos a los casi únicos tontos que había en todo el territorio. Y alguno no lo llega a ser del todo, no te creas, pero en fin, ya si eso, a poco que se contagie ya tenemos tontuna superlativa en el gobierno y no digamos en el comité de expertos que orientan sobre qué hacer para minimizar en lo posible la pandemia.

Yo me quedo bobo, oiga. Si nos recluyen, es que no tienen ni idea, solo quieren arruinar al país, mira qué lumbreras, qué se piensan estos que así vamos a salir adelante? Si nos dejan salir, oiga? hay que ser cagaprisas, a ver si ahora la vamos a liar. Qué les importaría esperar otro mes más y asegurarnos que todo está bien, y leña al mono que es gratis.

Que se equivocan, pues claro que se equivocan. Cómo no se van a equivocar. Si es algo nuevo, algo sobre lo que no hay experiencia ninguna. Claro está, si hubiéramos votado a los listos pues esto hubiera sido el sueño o la pesadilla de una noche de verano. Nos toca apechugar amigos, así que ajo y agua. Elegir bien p'a la próxima. Que estos no dan p'a más.

Y digo yo, oiga, visto lo visto, ¿por qué no cogen al líder de la oposición (este sí que tiene cara de listo sí, y estudió en los Maristas, como yo) y seguimos al pie de la letra todas esas medidas que un día tras otro lanza al aire sobre lo que hay que hacer, con lo que este país ya estaría a pleno rendimiento, los bares llenos, las playas igual, las peluquerías a destajo, los estadios rebosantes y los supermercados repletos de compradores compulsivos? Pues sencillamente porque falta una para la primera propuesta sería que salga de su boca. O yo ya no oigo bien o, definitivamente, estoy aún más tonto de lo que creo, que ya es decir. Aparte de que las banderas ondeen a media asta y llevemos corbatas negras, no recuerdo aportación ni singular ni plural de este señor que, eso sí, es supermegalisto. Puede que hasta pluscuamperfecto.

Solo se le pide que arrime el hombro. Eso que a usted y a mí tantas veces nos enseñaron en el colegio?, eso mismo. ¿O se saltaba las clases de ética y las meditaciones? Ya que méritos no tenemos? vamos a "bulear" que algo queda, ¿no? Eso sí se nos da estupendamente.

Miren, este gobierno de coalición, con todos los errores, carencias y precipitaciones que ha tenido, que no han sido pocos, ha tomado muchas medidas destinadas a proteger a los más vulnerables, en un contexto extremadamente difícil, con la pandemia en pleno ascenso y teniendo que enfrentarse a una crisis económica y social inédita y de grandes proporciones. Todavía está a tiempo. Imite si quiere a la oposición en el ayuntamiento de Madrid, esa poblada de rojos que apoyan inquebrantablemente al alcalde (sí, de su partido. Imítelo a él también) y deje de poner palos en las ruedas. Para qué engañarse, mire, la mayor putada que le podría caer ahora mismo es que por arte de birlibirloque le encasquetaran a usted la presidencia del Gobierno de España, así que reme por favor, reme. Pero hacia el otro lado. Yo se lo agradeceré. Y los españoles de todos los colores también.