Periodista: Una profesión apasionante, pero poco saludable


NOVEDADES

Periodista: Una profesión apasionante, pero poco saludable

Paco Pérez   22-07-2018   21:07:49   Tagoror Digital

Normalmente llevamos una vida muy desordenada, sin horarios fijos, en demasiadas ocasiones tenemos que comer fuera de casa y a horarios muy dispares, con lo que estas circunstancias repercuten negativamente en la salud

22.07.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Muy pocos periodistas suelen morir de vejez, porque sencillamente ejercemos una profesión muy insana y llevamos una vida muy desordenada, por imperativos ineludibles, a no ser que nos limitemos a no salir de las redacciones de los medios informativos y hagamos un periodismo pasivo, "de mesa", que nada tiene que ver con el concepto que algunos tenemos del ejercicio de esta atrayente pero perjudicial oficio.

De entrada, salvo excepciones, los periodistas somos profesionales muy mal pagados, en muchos casos no suficientemente considerados socialmente y sometidos a presiones de muchas maneras y desde muchos frentes, como los que defienden determinados intereses políticos y económicos y desde la propia familia, a la que nunca le puedes dedicar todo el tiempo que quisieras, porque siempre estás expuesto a que te llamen a cualquier hora para cubrir un determinado suceso o una información concreta sea el día del año que sea.

Normalmente llevamos una vida muy desordenada, sin horarios fijos, en demasiadas ocasiones tenemos que comer fuera de casa y a horarios muy dispares, con lo que estas circunstancias repercuten negativamente en la salud. Y casi siempre estamos luchando contra el reloj, tenemos que trabajar con prisas y por las exigencias de la emisión de un informativo o por la hora de cierre de un periódico y la noticia o el hecho noticiable que te han encargado que redactes tienes que entregarla lo antes posible para una eminente edición.

El periodista "de calle" trabaja, evidentemente ,con una gran presión y a un alto nivel de estrés, lo que tiene su negativa repercusión en nuestro organismo, y casi nunca es reconocida tu labor social ni los continuos esfuerzos personales para estar en el sitio adecuado y en el momento preciso, si no quieres fracasar en esta profesión tan surrealista, donde solo triunfan unos pocos y se hacen millonarios muy contados afortunados.

Escrito lo cual, si eres joven y piensas ser periodista, te recomendaría que eligieras otro futuro y que tomaras este consejo como el de un perro viejo, que no come carne de perro. Esta recomendación la podría ratificar cualquier compañero, aunque si les confieso la verdad, si volviera a nacer elegiría ser Periodista (con mayúscula) una vez más. ¿Lo entienden? 

Paco Pérez

24

Periodista

 

 

Aviso Legal: Tagoror no se hace responsable de los comentarios y opiniones de sus colaboradores.


© Copyright 1999-2018, Todos los derechos reservados.
Un website de Tagoror
RSS Feed Alojado por Deranet Hosting

SSL