Desde La Mesa Mota

Este año 2019, el otoño ha empezado a las 8:50 horas (hora de Canarias) de este lunes 23 de septiembre y durará 89 días y 20 horas

23.09.2019 | Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Este año 2019, el otoño ha empezado a las 8:50 horas (hora de Canarias) de este lunes 23 de septiembre y durará 89 días y 20 horas. La estación acabará el domingo 22 de diciembre con la llegada del invierno, según ha informado el Instituto Geográfico Nacional.

El inicio astronómico de las estaciones viene dado, por convenio, como el instante en que la Tierra pasa por una determinada posición de su órbita alrededor del Sol.

Esta posición, en el caso del otoño, es desde la que el centro del Sol visto desde la Tierra cruza el ecuador celeste en su movimiento aparente hacia el sur. El día en que esto sucede, la duración del día y la noche prácticamente coinciden, y por eso, a esta circunstancia se la llama también equinoccio de otoño. Por el comntrario, en el hemisferio sur terrestre se ha iniciado la estación de la primavera.

El equinoccio de otoño puede darse en cuatro fechas distintas, que van del 21 al 24 de septiembre. A lo largo del siglo XXI el otoño se iniciará en los días 22 y 23 de septiembre (fecha oficial española), siendo su inicio más tempranero el del año 2096 y el inicio más tardío, que fue el de 2003.

El motivo por el que la fecha varía de un año a otro se deben al modo de la secuencia de los años según el calendario, ya que unos años son bisiestos y otros no, con la duración de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol (duración conocida como año trópico).

Su nombre proviene del latín «autumnus»,​ palabra que se ha vinculado a la raíz «augeo-», «aumentar». De este modo, los etimologistas latinos explicaban la palabra como «auctus (participio pasado de augeo) annus»: el aumento o la plenitud del año. Compárese con el término castellano «auge», que proviene de idéntica raíz. Otros autores, como Breyer y Ernout-Meillet, vinculan la palabra latina «autumnus» con la raíz etrusca; «autu-», que implica la idea del cambio, y aparece también en el nombre de la divinidad etrusca Vertumno, quien —entre otras funciones— predecía el cambio de las estaciones, según Wikipedia.

Durante esta estación la temperatura comienza a descender. Las hojas de los árboles caducos cambian su color verde por tonos ocres, hasta que se secan y caen ayudadas por el viento que sopla con mayor fuerza. Este cambio de color se observa más claramente en diversas regiones del mundo, como América del Norte, el Este de Asia (incluyendo China, Corea y Japón), Europa, zonas centro, sur y austral de Chile, centro y sur de Argentina, Uruguay, Australia oriental y la isla sur de Nueva Zelanda.

Canadá y Nueva Inglaterra son destinos muy populares para observar el follaje otoñal.

Durante el otoño se desarrollan numerosas festividades. Las más conocidas son Halloween y el Día de Acción de Gracias, muy populares en el ámbito anglosajón.

En España y Latinoamérica septentrional, el día más importante es el Día de Todos los Santos (primero de noviembre), que al igual que Halloween, era en su inicio una festividad de origen pagano vinculada al culto y en países como México el Día de Muertos (es entre los días 28,29,30 y 31 de octubre y los principales son el 1 y 2 de noviembre, el comienzo y fin dependen de la región) en respeto de los difuntos, donde se les recuerda con actividades como la quema de veladoras y de oración dedicadas a familiares y amigos que han fallecido.

En Canarias el cambio de estación no es brusco, e incluso muchos isleños escogen los meses de octubre y noviembre para ir a la playa, debido a las agradables temperaturas que se registran en el Archipiélago, sobre todo en las zonas costeras.

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.