Desde La Mesa Mota

Hoy en día su población es superior a las 200.000 almas, lo que quiere decir que el crecimiento poblacional se sitúa en 7.300 personal al año, siempre sin contar la población flotante | Imagen: www.booking.com

04.04.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Los municipios turísticos del Sur de Tenerife han experimentado en los últimos lustros una verdadera explosión demográfica y hoy en día se concentran en la comarca turística meridional de la Isla más de trescientos mil habitantes, lo que representa ya un tercio de la población total existente en el territorio insular.

Este fuerte incremento poblacional empieza a preocupar seriamente a las autoridades municipales respectivas, por cuanto las infraestructuras existentes se quedan obsoletas y no se corresponden con el contingente de habitantes actuales, a los que hay que añadir los residente ocasionales, ya que el año pasado en el Sur tinerfeño se alojaron más de cinco millones de personas, cifra que representó todo un récord histórico.

Según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), hace veinte años los municipios de Adeje, Arona y Granadilla tenían en conjunto 57.000 habitantes y hoy en día su población es superior a las 200.000 almas, lo que quiere decir que el crecimiento poblacional se sitúa en 7.300 personal al año, siempre sin contar la población flotante.

El auge del sector turístico ha representado un atrayente polo de actividad económico en la comarca y un núcleo poblacional como el de San Isidro, en Granadilla. que hace cuatro lustro era un poblado de inmigrantes muy cerca de la Autopista TF5, tiene ahora mismo más de la mitad de población municipal, incluyendo el casco de Granadilla y El Médano.

De todos es sabido que en toda esta comarca meridional tinerfeña se ubica el Aeropuerto internacional "Reina Sofía", un gran polígono industrial y en ella radican, además de numerosos establecimiento hoteleros y extra hoteleros, cuantiosas empresas de servicios dependientes de la enorme actividad turística que se registra en la zona.

Una de las infraestructuras que se han quedado anticuadas por la demanda actual son las viarias, como la propia Autopista del Sur, así como las de transportes, como el Puerto de Los Cristianos (el primero de España en tráfico de pasajeros), por lo que las autoridades autonómicas y estatales deberían plantearse la ampliación de la citada autovía y la búsqueda de una alternativa para las comunicaciones marítimas interinsulares.

Por todas y otras necesidades, los alcaldes sureños piden una mayor financiación para obras imprescindibles en sus términos municipales, porque a la hora de los repartos dinerarios parece que no se tienen en cuenta ni la población real, de hecho y de derecho, ni se cuantifica la población flotante registrada en la afluencia turística durante todo el año.

Como un botón de muestra de la realidad que se vive en esta amplia comarca, baste decir que en uno de los colegios públicos de Arona están matriculados alumnos de más de ochenta nacionalidades distintas. Con eso está dicho casi todo.

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: