Desde La Mesa Mota

Hay que decir que ya han comenzado las obras de restauración de las dependencias afectadas, declaradas urgentes por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, cosa que hay que valorar

27.08.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Pasados unos días ya del lamentable suceso ocurrido en el servicio de Urgencias pediátricas del Hospital Universitario de Nuestra Señora de la Candelaria. en Tenerife, me parece oportuno hacer unas pequeñas reflexiones sobre este siniestro, provocado por una señora irresponsable, el prender una bala de oxígeno con un encendedor.

En primer lugar, hay que valorar, reconocer y felicitar al personal del propio centro hospitalario por su labor en la evacuación de más de un centenar de pacientes, como ya comenté recientemente, así como a los servicios de emergencia y seguridad que acudieron a sofocar el fuego.

En segundo término, hay que decir que ya han comenzado las obras de restauración de las dependencias afectadas, declaradas urgentes por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, cosa que hay que valorar, aunque si les digo la verdad creo que el presupuesto de ejecución de estos arreglos necesarios me parece un poco elevado, ya que estamos hablando de una cifra superior al millón de euros, dinero que, en mi humilde opinión, debería haberse destinado al ya proyectado edificio de las nuevas urgencias, y haber declarado estas futuras obras de emergencia, porque sospecho que ahora se parchea lo que ya existe y se posponen aún más, sine die, las nuevas urgencias del HUNSC, absolutamente necesarias desde hace años.

En tercer lugar, los responsables del centro hospitalario y las autoridades sanitarias regionales no aclararon públicamente si existía un plan de seguridad para evitar este tipo de siniestros, si las incendiadas dependencias tenían puertas compartimentales que evitasen la propagación del fuego (dada la antigüedad del edificio) y, todavía más, si el Servicio Canario de Salud tenía (o no) suscrito una póliza de seguros contra incendios con una compañía del sector, porque sospecho que el gigantesco inmueble podría no estar asegurado. Creo que el gerente del centro y el consejero de Sanidad deberían decir algo sobre estos "detalles". Y eso.

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: