NOVEDADES

Tascas, tabernas y casas de comida laguneras

Paco Pérez   13-05-2018   19:05:31   Tagoror Digital

La ciudad de La Laguna siempre se caracterizó por tener famosas y frecuentadas tascas, tabernas y casas de comidas a lo largo del siglo XX

13.05.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

La ciudad de La Laguna siempre se caracterizó por tener famosas y frecuentadas tascas, tabernas y casas de comidas a lo largo del siglo XX. Muchas de ellas han desparecido con el paso del tiempo y otras han surgido en los últimos años.

El clima frío y húmedo de Aguere y su condición de población universitaria propicia la existencia de este tipo de establecimientos donde pasar una grata velado bebiendo vasos de vino y consumiendo algunas tapas.

De hecho, en La Laguna, en la actualidad, se concentran una treintena de tascas y sitios donde comer en el mismo casco histórico de la antigua capital y es un polo de atracción para la gente que reside en todo el área metropolitana de la Isla, con un gran ambiente cuando cae la tarde y, de manera especial, los fines de semana.

Algunas de esas tascas, tabernas y casa de comida han desparecido, como indico. Entre ellas el famoso "Dos y una", que estaba situado en la calle de Viana, haciendo esquina con el callejón de la Caza (Deán Palahí), donde se servían, entre otras muchas tapas, una afamado plato de carne con papas y buen vino del país.

Otra tasca que ya no existe fue la de "Casa Antonino", en una esquina de la Plaza del Cristo, frente al Santuario, donde daban buena cuenta de sus penitencias muchos parroquianos comiendo bacalao o tollos, acompañados de un buen caldo tinto de uva listán negra de Tegueste.

"Artillería" fue otra concurrida tasca lagunera, situada en la plaza del doctor Olivera, donde se servía el conocido "vino con vino", una mezcla de dulce y blanco, que hacía las delicias de los estudiantes, junto a sus bocadillos de recortes de embutidos, en especial de jamón serrano.

También eran conocidas otras tascas como las de "Pepe El Gago", en la calle Manuel de Ossuna, o "Maquila", en la misma vía, donde se ofrecía pescado fresco procedente de la Punta del Hidalgo y otras especialidades culinarias de la casa. O "Las Moneditas", en la Villa de Arriba, frente a la iglesia de San Benito, donde era muy apreciado el bacalao encebollado.

No debemos olvidar otras casas de comidas que aún permanecen abiertas como el Bodegón "Tocuyo", en la cale de Juan de Vera, muy frecuentado por estudiantes, la tasca "Viana", en la calle del Pino, con sus menús baratos; o los tollos con papas que se ofrecen en "Casa Teleforo", en la villa de Abajo, en las inmediaciones de la actual plaza de la Milagrosa.

En este somero repaso tampoco podía faltar el Bodegón de Méndez, en la calle de Anchieta, con una clientela estudiantil, donde se servían numerosos vasos de vino con vino y manises a granel.

Espero no haberles puesto los dientes muy largos, apreciados lectores

Paco Pérez

24

Periodista

 

 

Aviso Legal: Tagoror no se hace responsable de los comentarios y opiniones de sus colaboradores.


© Copyright 1999-2018, Todos los derechos reservados.
Un website de Tagoror
RSS Feed Alojado por Deranet Hosting

SSL