Al Golpito

Alarma social y política en España, tras el batacazo electoral del pasado domingo, día 2 de diciembre del 2018 del PSOE en Andalucía

15.12.2018. Redacción | Opinión

Por: Rafael J. Lutzardo Hernández

Alarma social y política en España, tras el batacazo electoral del pasado domingo, día 2 de diciembre del 2018 del PSOE en Andalucía. Con el 90% de los votos escrutados los socialistas de Susana Díaz se quedaron con 33 escaños (el peor resultado su historia), muy lejos de los 47 diputados que los habían aupado a la presidencia de la Junta. Una debacle histórica del partido socialistas que a partir de ahora se asoman al abismo tras perder la Junta de Andalucía que mantuvo durante 36 años de Gobierno, después de dejarse en el camino 435.000 votos y 14 escaños.

Ni que decir tiene, que este sorprendente triunfo del partido que lidera Santiago Abascal ha motivado que muchos oponentes del bando contrario ideológico se manifiesten con gritos, pintadas y violencias contra un partido que ha ganado las elecciones en las urnas democráticas. La democracia es la herramienta que da la oportunidad para todos los españoles. A través de las urnas y de la voluntad del pueblo se eligen a los representantes de los diferentes partidos políticos. La democracia al igual que la Constitución, no necesitan de violencias.

VOX se define como un partido político de extrema derecha creado para la renovación y el fortalecimiento de la vida democrática española. Se define como tú, profesionales, autónomos, amas de casa, jubilados, emprendedores, empleados, trabajadores, funcionarios, estudiantes, etc., que nunca han vivido de la política, que se sienten defraudados por los políticos actuales y que han dado un paso al frente para cambiar esta la actual situación. El político debe estar para servir, escuchar, gestionar y actuar. Del mismo modo, pretende ser una formación de “centro-derecha, moralmente conservadora, económicamente liberal y moderada en sus planteamientos. 

En lo que respecta al líder de VOX, Santiago Abascal Conde, procede una familia de Amurrio, donde ha realizado una intensa carrera política desde los 18 años. Obtuvo su primer cargo público al ser elegido concejal del PP del Ayuntamiento de Llodio, con tan solo 23 años. Su vínculo con la política, en cambio, viene de su padre, Santiago Abascal Escuza, dirigente local del PP alavés y de su abuelo, Manuel Abascal Pardo, alcalde de Amurrio en el Franquismo. Se dice de el que siempre lleva un arma, pues según el mismo confesó en una entrevista hace poco más de un año, siempre va armado con una Smith & Wesson ya que tiene licencia de armas solo para España. Al principio decidió salir con pistola para proteger a su padre, quien sufrió amenazas por parte de ETA. Ahora, en cambio, busca proteger a sus hijos.

Sin duda, el impacto de Vox en la actualidad informativa es doble por su carácter en no pocos sentidos extremista. Jamás un partido tan explícitamente xenófobo, anti-feminista o anti-estado de las autonomías había logrado reunir, en apariencia, tantos apoyos. En muchos sentidos, Vox es un partido excepcional porque enmienda a la totalidad del sistema desde la derecha. Es algo que ya habíamos visto en Francia, Estados Unidos o Alemania. No en España, donde los partidos que comparten algunas de sus ideas lo hacen desde dentro consenso constitucional.

Susana Díaz, junto con su partido el PSOE, fueron los grandes perdedores en una Andalucía que decidió votar por un nuevo cambio. Tiempo tuvieron los socialistas para que este partido ganador de la extrema derecha no le hubiesen desbancado del poder. Mientras tanto, España se muestra atónita y sorprendida por este gran pucherazo en las recientes elecciones a la Junta de Andalucía. Ahora hace falta saber si VOX estaba preparado para desbancar a Susana Díaz y gobernar en Andalucía. Tiempo tuvieron.

 

 

 

Rafael J. Lutzardo Hernández

Rafael J. Lutzardo Hernández

Periodista y escritor. Actualmente colabora como columnista y realiza reportaje de sociedad en El Diario de Avisos.

Autor de numerosos prólogos de libros y programas de fiestas populares de nuestra tierra. Autor del libro "Vamos de Guachinches y otras casas de comidas"

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.