Opinión

¡No sólo de paseos vive el perro!

28.03.2020 | Redacción | Opinión

Por: Manuel S. Hernández

Instructor en adestramiento canino – GRUPO DE TRABAJO DEPORTIVO ATAMAN

En esta cuarentena ocasionada por el coronavirus los propietarios de los perros tenemos la posibilidad de salir con nuestro can para que ellos puedan hacer sus necesidades y liberar su stress.

Muchos de nuestros perros no llegan a satisfacer sus necesidades con un pequeño paseo y por ello su comportamiento en el hogar es algo desinquieto, para ello tenemos que buscar algunas actividades alternativas que ocupen al perro y que le permita tener un estado de emoción equilibrado y que esto haga que su comportamiento sea el deseado para todos, esto está especialmente indicado en esos perros de razas de líneas de trabajo, perros jóvenes o cachorros.

En primer lugar tenemos que buscar ejercicios que no exciten mucho al perro ni premiarlo con mucha efusividad, lo que buscamos es un equilibrio y un estado emocional relajado pero manteniéndole la atención para que esté centrado en el trabajo que estamos realizando con él.

Uno de los trabajos que podemos hacer con nuestro perro es practicar o enseñarle ejercicios de obediencia: entre ellos sentado, tumbado y quieto que son los ejercicios más tranquilos, y que permiten al perro tener un estado emocional bajo y poco excitado.

Podemos premiarle con comida al realizar bien los ejercicios y estimularlo con voz suave y tranquila para no sobrecargar la excitación.  

La concentración del perro para atender nuestras órdenes le crea un gasto de energía y una rebaja en el stress.

Otro de los juegos que podemos hacer con nuestro perro y además es muy entretenido, es el de reforzar el olfato. Para ello tenemos que esconder algún premio de comida o algún juguete que le guste en algún lugar donde él pueda ver como lo escondemos para que le sea fácil encontrarlo. Después le damos la orden pausadamente de “busca”, así a medida que tiene éxito, iremos escondiendo el premio en sitios más complicados hasta llegar a esconderlo sin que él nos vea y lo pueda localizar solo ayudado por su olfato.

Con este ejercicio el perro de trabajo gasta mucha energía y lo relaja bastante.

Y ya por último el más socorrido, siempre podemos ayudarnos de juguetes masticables para perros que le ocupen un rato de su tiempo diario y lo entretenga.

 

#QUEDATENCASA #CONMIPERROSIEMPRE