Al Golpito

El año 2019 ya es un pasado de la historia

11.01.2020 | Redacción | Opinión

Por: Rafael J. Lutzardo Hernández

El año 2019 ya es un pasado de la historia. Ahora, en el nuevo año 2020, comenzamos otra andadura, persiguiendo otros objetivos, otros retos y otros deseos. Sin duda, cuando comenzamos otro año nuevo parece que renovamos nuestras energías, ilusiones y sueños, con el objetivo de sentirnos motivados para seguir luchando y viviendo en el día a día de nuestras vidas. Lo cierto es, que la vida sigue y con ello nuestras inquietudes, responsabilidades y compromisos con la sociedad en la que vivimos siguen siendo nuestras asignaturas prioritarias para poder tener nuestros derechos, pero también nuestras obligaciones.

Por otro lado, no debemos de olvidar que un año nuevo, una nueva oportunidad de seguir viviendo, signifique que nuestros problemas ya están solucionados. Todo lo contrario, lo que dejamos pendiente en el año 2019, tenemos que seguir intentando solucionarlo de la mejor manera posible. Es por ello, que no debemos de acomodarnos y seguir comprometido con los objetivos propuestos. Como ya ocurriera en los años anteriores, este nuevo 2020 con toda seguridad tendrá su protagonismo en diferentes secuencias políticas, sociales y económicas. Ojalá que las guerras y el terrorismo no sean protagonistas de poner lutos en aquellos países, donde pudieran ser objetivos de las ideologías fanáticas.

Celebremos el 2020 con optimismo, como un año de cosecha social positiva; sabiendo que cada línea fronteriza esta atrincherada por la complejidad política de sus respectivos sistemas. El mundo, aunque los años vayan sucediéndose, seguirá dividido entre ricos y pobres. Entre castas y religiones. El planeta tierra está dirigido por la inteligencia del ser humano, pero también por convertirse en el mayor depredador de su propio ecosistema natural. No obstante, y pese a ese defecto brutal del hombre contra su propio escenario, no todos son iguales. Hay mucha personas sensibles, solidarias y comprometidas por consolidar un mundo mejor y más justo.

Así pues, la clave para ser feliz y seguir viviendo el día a día es ser positivo, y, que la salud sea nuestra mejor “lotería”; acompañada de un estado moral positivo que nos permita ver la realidad de la vida desde la serenidad y la reflexión. Si somos capaces de llevarlo a cabo, con las dificultades que con ello conlleva, podremos lograr muchas cosas positivas. Lo importante, es creer de los que somos capaces de conseguir.


 

Rafael J. Lutzardo Hernández

Rafael J. Lutzardo Hernández

Periodista y escritor. Actualmente colabora como columnista y realiza reportaje de sociedad en El Diario de Avisos.

Autor de numerosos prólogos de libros y programas de fiestas populares de nuestra tierra. Autor del libro "Vamos de Guachinches y otras casas de comidas"

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.