Desde La Mesa Mota

En los primeros años de la posguerra civil española muchos canarios emigraron a Cuba y a Venezuela | Imagen: maestroviejo.es | Emigración Canaria a Venezuela años 50

30.09.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

En los primeros años de la posguerra civil española muchos canarios emigraron a Cuba y a Venezuela y, tras la revolución encabezada por Fidel Castro, la gran mayoría de quienes optaron por salir fuera del Archipiélago en busca de una vida mejor se fue a Caracas y a otras poblaciones de la que luego llamaríamos "la octava isla", ya que aquella república hermana acogió muy bien a quienes decidieron irse para ganar un dinero que aquí se les negaba. 

Prácticamente no hay familia canaria que no tenga o haya tenido parientes en Venezuela o en Cuba. Mi padre estuvo a punto de partir para La Guaira en la década de los cincuenta, pero al final se quedó en La Laguna. Sí marchó mi tío Ascensio, hermano de mi madre, pero solo estuvo unos meses porque no se adaptó al clima venezolano. 

En los años setenta ya empezaron a retornar algunos emigrantes, entre ellos Domingo y Lourdes, unos vecinos nuestros cuando nos trasladamos a vivir a Santa Cruz en el año 1971. Fue la época en la que conocí a esa familia y en particular a su hija Kory González Luis --hoy catedrática de la Universidad de La Laguna-- que nació allá y que me contaba maravillas de aquel inmenso, fértil y rico país a la vez andino y caribeño. 

Recuerdo que Kory me hablaba de los grandes avances de Venezuela y de algunos detalles de la calidad de vida alcanzada por su familia, entre otras cosas porque su padre llegó a ser representante oficial de una afamada marca europea de vehículos. 

La familia González Luis regresó con sus buenos ahorros, como tantas otras que no tuvieron más remedio que partir y cruzar el charco en los decenios precedentes. Muchos de aquellos emigrantes mandaban remesas de dinero a las Islas, cuando el bolívar se cotizaba a más de veinte pesetas, superando incluso la barrera de las treinta pelas en momentos puntuales y la moneda venezolana se cambiaba a cuatro bolívares por dólar USA. Casi nada. 

Doy estos datos para que comprendan cómo cambia la historia de los países, y de qué manera, cuando ahora son los descendientes de aquellos valerosos emigrantes isleños y los mayores retornados --dada la gravísima crisis económica, social y política que vive Venezuela actualmente-- los que tienen que enviar euros y paquetes con alimentos imprescindibles a los parientes canario-venezolanos que ahora padecen la dictadura del régimen chavista, encabezado por un animal llamado Nicolás Maduro y por otro delincuente llamado Diosdado Cabello, el verdadero cerebro del régimen "bolivariano y revolucionario". 

No me hagan llorar. 

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: