Ya roban hasta aguacates y baifos


NOVEDADES

Ya roban hasta aguacates y baifos

Paco Pérez   26-01-2018   23:01:38   Tagoror Digital

En las puertas de entrada, en mucho hogares, se colocaba un hilo atado a la cerradura y se podía acceder a las viviendas tirando desde fuera del cordón, a la hora que fuese; y nadie se atrevía a robar ganado ni cosechas de productos agrarios

26.01.2018. Redacción / Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Hace bastantes años, en las Islas se vivía un clima de tranquilidad y de respeto absoluto a la propiedad privada, hasta ta l punto que durante todo el día las puertas de las casas estaban abiertas y nadie era capaz de allanar la morada.

En las puertas de entrada, en mucho hogares, se colocaba un hilo atado a la cerradura y se podía acceder a las viviendas tirando desde fuera del cordón, a la hora que fuese; y nadie se atrevía a robar ganado ni cosechas de productos agrarios.

Siempre hubo quien se llevó una gallina o cogió un par de huevos camperos, o quien necesitó arrancar una col de una finca rural para hacer un potaje y dar de comer su familia, pero eran casos aislados, porque la gente necesitada suele ser honrada y prefiere pedir a robar.

Los tiempos han cambiado. Ahora está de moda invadir con nocturnidad y alevosía en algunas parcelas y grupos organizados entran a saco, con furgones y camionetas, para llevarse centenares de kilos de aguacates, un fruto tropical que ha alcanzado en los mercados un precio escandaloso, en torno a los seis euros el kilo.

La Guardia Civil tiene conocimiento del aumento de esta comisión de delitos y está en alerta, pero es muy difícil controlar estos robos y perseguir a los delincuentes, sobre todo por la escasez de medios humanos y materiales con los que cuenta el instituto armado.

Pero no para ahí la cosa. Muchos ganaderos caprinos isleños han denunciado robos de cabras y baifos de su propiedad, para comercializar posteriormente la carne de estos animales, muy apreciada en determinados núcleos del Archipiélago, sobre todo entre la población rural isleña.

Como verán, cambian los usos y costumbres de los cacos, ansiosos de obtener beneficios ilegales de manera rápida y con poco esfuerzo. Nunca imaginé que en estas Islas hubiera personas aficionadas a mangar decenas de kilos de aguacates ni de robar cabritas y baifitos para hacer negocios al margen de la ley. ¡Qué cosas!...

Paco Pérez

24

Periodista

 

 

Aviso Legal: Tagoror no se hace responsable de los comentarios y opiniones de sus colaboradores.


© Copyright 1999-2018, Todos los derechos reservados.
Un website de Tagoror
RSS Feed Alojado por Deranet Hosting

SSL