Política

Asistió ayer al popular encuentro en el municipio palmero de Garafía

28.10.2018. Canarias

El presidente del Partido Popular de Canarias, Asier Antona, reivindicó ayer el papel de la familia en el desarrollo económico y social de las Islas, y destacó que “los lazos que nos unen a nuestra gente y a nuestra tierra son la mejor medicina para una sociedad competitiva y estresante, que en ocasiones desborda al individuo”.

Así se pronunció tras asistir a los actos organizados con motivo del IV Encuentro de Franceseros y Descendientes, celebrado este fin de semana en el municipio de Garafía, donde elogió la iniciativa que reúne anualmente a los palmeros que tienen su origen familiar en el popular barrio de Franceses.

Antona mostró su preocupación por el “problema” que supone la despoblación de los núcleos rurales en nuestro país, y especialmente en las Islas, y aseguró que “encuentros familiares como el de Franceses ayudan a poner en valor la importancia de desarrollar una economía sostenible en torno a las tradiciones y actividades de nuestros pueblos y caseríos”.

“La buena gente no se olvida nunca, y por eso es un privilegio participar de esta cita cargada de emociones y buenos sentimientos, en la que tres y cuatro generaciones de palmeros se reencuentran para celebrar sus orígenes”, afirmó Antona.

Acompañado por el presidente del PP en Garafía, José Ángel Sánchez, y el alcalde de Breña Baja, Borja Pérez Sicilia, el líder de los populares canarios compartió una jornada de fiesta y reencuentro en el municipio palmero.

La cuarta edición del Encuentro de Franceseros y Descendientes, estuvo dedicada en esta ocasión a los abuelos y a la memoria de "José Rocha", cartero que desempeñara su trabajo durante décadas, realizando la ruta siempre a pie por el camino real de la costa, y cubriendo con su servicio los barrios de Gallegos, Franceses y El Tablado.