Política

Casimiro Curbelo abre esta vía de participación ciudadana, a través de la plataforma Change.org y en diversas puntos de las Islas occidentales, para recabar apoyos que impulsen, de forma definitiva, esta infraestructura

30.01.2019. San Sebastián de La Gomera

Agrupación Socialista Tenerife (ASTF) y Agrupación Socialista Gomera (ASG) inician la recogida de firmas en las Islas Occidentales para la defensa de la construcción del puerto de Fonsalía, con el objetivo de dar el impulso necesario que ponga fin al bloqueo constante al que ha estado sometido este proyecto durante 24 años.

El líder de Agrupación Socialista Gomera (ASG) en el Parlamento de Canarias, Casimiro Curbelo, anunció la puesta en marcha de esta iniciativa esta semana, durante su intervención parlamentaria para poner en manos de la ciudadanía un asunto que considera enquistado. “Queremos dar voz a los gomeros, palmeros, herreños y tinerfeños para que sean ellos los que se pronuncien con respecto a la construcción de esta infraestructura tan necesaria para la cohesión de nuestro territorio”, destacó.

Por ello, desde este miércoles, se encuentra disponible la recogida de firmas online en este enlace http://chng.it/5xTtZZMq, a través de la plataforma Change.org para que los ciudadanos puedan sumarse al apoyo de esta iniciativa. Además, ASTF y ASG han puesto a disposición de la ciudadanía las solicitudes que podrán firmar de forma física en diversos puntos de las Islas occidentales.

Curbelo confió en que de esta forma, se deje de utilizar el puerto como un arma política más y se ponga fin a años de incertidumbre sobre esta infraestructura portuaria, que serviría de motor económico a toda la zona suroeste de Tenerife, al igual que a las islas de La Gomera, La Palma y El Hierro, “porque nos permitiría tener una conexiones más eficaces para el transporte de pasajeros y mercancías”.

Además, insistió en que su construcción contribuirá a acabar con el colapso que sufre el puerto de Los Cristianos en la actualidad y sus accesos, que ha triplicado su número de usuarios, pasando de los más de 500.000 en 1989, a un millón y medio en la actualidad.