Política

La propuesta se incorporó a una enmienda transaccional apoyada por todos los grupos con representación en la Cámara Alta

21.02.2018. Madrid

El Pleno del Senado aprobó hoy una enmienda de adición presentada por el Grupo Parlamentario Nacionalista en la Cámara Alta (CC-AHI) a una moción socialista en la que se reclama al Gobierno del Estado la adopción de medidas para reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres.

En concreto, la enmienda planteada por el senador herreño Pablo Rodríguez Cejas insta a la apertura de un proceso de negociación con todas las fuerzas políticas y sindicatos “para alcanzar el mayor consenso posible en las medidas a adoptar, tanto en el ámbito público como en el privado”.

La propuesta se incorporó a una enmienda transaccional apoyada por todos los grupos con representación en la Cámara Alta.

Durante el debate de la moción y en su turno de palabra, Rodríguez Cejas advirtió del creciente fenómeno de la pobreza laboral, que afecta a aquellas personas que aun teniendo un puesto de trabajo no logran llegar a final de mes.

“En España, un 13% de los empleados tiene una renta inferior al umbral de la pobreza; entre los colectivos más afectados, los jóvenes y como no, las mujeres”, indicó.

A este respecto, el senador reprochó al presidente del Gobierno de España que, como única medida, aconseje ahorrar para el futuro: “Eso es haber llegado muy lejos o, al menos, estar muy lejos de la ciudadanía y de la realidad que vive la gente de la calle”, subrayó.

Rodríguez Cejas recordó la situación del colectivo de las Kellys, “que sufren en carne propia la precarización del trabajo, máxime de aquel que realiza la mujer, cobrando 800 euros mensuales. Algunas llegan a cobrar apenas 75 céntimos por dejar una habitación terminada; una explotación laboral -añadió- en pleno siglo XXI”.

Esta situación discriminatoria se reproduce también en el denominado techo de cristal, “por el cual la mujer queda fuera de las fotos de los cuerpos directivos de las grandes empresas, de la carrera judicial o de los poderes públicos y económicos a escala europea y mundial”, aspectos que justifican la adopción de medidas de manera urgente.

Además, el senador subrayó que detrás de la desigualdad salarial subyacen también otros problemas, como las dificultades de las mujeres sin independencia económica para superar casos de violencia de género, o la existencia de hogares monoparentales, en los que el 90 por ciento está sustentado por la mujer.

Propuestas en Comisión. Se da la circunstancia de que el senador herreño también ha registrado una moción, pendiente de debate en la Comisión de igualdad, en la que solicita, además, la inclusión en los pliegos de condiciones para nuevas contrataciones cláusulas que garanticen la igualdad salarial de manera obligatoria.

En esa misma propuesta, se pide al Gobierno que demande a las empresas la revisión de las clasificaciones profesionales y la valoración de puestos de trabajo, así como al desarrollo de  planes de igualdad a partir de los 25 empleados y empleadas.