Política

“Se han perdido semanas pidiendo test que el propio Gobierno de Canarias podía haber habilitado en los aeropuertos”

 

03.09.2020 | Canarias

El secretario insular de CC-PNC en Gran Canaria, Pablo Rodríguez ha calificado de “pésima noticia” la decisión de Alemania de incluir a Canarias en la lista negra de destinos. “Una noticia”, señaló, “que no por esperada dejar de ser mala” y apuntó que una vez más el Gobierno de Canarias “corre detrás de los acontecimientos y no es capaz de adelantarse a una realidad que era previsible”. Para Rodríguez, “el Gobierno de Canarias lleva semanas hablando de los PCR en los aeropuertos canarios; solicitándolos a Madrid y aceptando la excusa de que Europa no los permitía” cuando la realidad es que “desde el primer momento estaba en su mano poner el operativo en marcha”.

“Se ha perdido un tiempo precioso reclamando a Madrid la instalación de pruebas PCR en los aeropuertos” y no se han conseguido resultados “pese a presumir de la magnífica relación con Pedro Sánchez” y se ha dado por buena la excusa de que Europa no los permitía “cuando la realidad es que el Gobierno de Canarias ha podido ponerlos desde el primer momento y no lo ha hecho”, como lo demuestra el hecho de que Madeira, territorio europeo y región ultraperiférica como Canarias, los ha instalado sin problemas.

“La inacción del Gobierno de España y la incapacidad de gestión del Gobierno de Canarias nos han traído hasta una realidad que supone un golpe mortal a la economía de las islas” cuando “desde la patronal, los sindicatos y los partidos políticos se les había advertido de lo que podía ocurrir”, agregó.

“Ahora asistiremos a declaraciones de preocupación y alarma” por parte de quienes han tenido la solución al problema en sus manos desde hace meses “pero la realidad es que, una vez más, se llega tarde”. “Es más”, agregó, el secretario insular de CC-PNC, “sobre la mesa había una propuesta seria de la patronal turística para asumir parte del coste de la prueba a los visitantes que se ignoró y se despreció por parte del Ejecutivo canario”.

Los test, apuntó Rodríguez, “hubieran permitido una mayor seguridad a los canarios que ahora viven una segunda ola de la pandemia que lamentablemente parece, por los datos de contagio, que será más dura en las islas que la primera, y habría, además, permitido al sector salvar la temporada de verano y la de invierno” lo que equivaldría a sacar trabajadores de los Erte y reactivar la actividad económica en todos los sectores. “Sin embargo, ahora no tenemos ni lo uno, ni lo otro”.

Para Rodríguez, “la improvisación y la búsqueda de titulares que no duran más allá de 24 horas no pueden seguir marcando la acción del Gobierno”.