Política

Evelyn Alonso (Cs) señala que “la falta de planificación municipal hizo que el pasado fin de año la Policía Local solo contase con una patrulla y dos motoristas para dar servicio a la capital”

12.01.2019. Santa Cruz de Tenerife

Ciudadanos (Cs) ha denunciado este viernes “la mala gestión que ha hecho durante todo el mandato el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife (CC y PP) en materia de seguridad”, y que “quedó en evidencia un año más el pasado fin de año”, donde tan solo “se dispuso de una patrulla y dos motoristas de la Policía Local para prestar los servicios que surgieron”.

Al respecto, la concejal de Cs en el consistorio capitalino, Evelyn Alonso, ha explicado que “no hubo ningún tipo de planificación para garantizar la seguridad en las calles de Santa Cruz de Tenerife”, y prueba de ello, “es que así lo ha reconocido en la comisión de control el gobierno local”.

“No tienen ni plan A, ni B, ni C, sino que improvisan en un tema tan importante como es la seguridad ciudadana”, ha alertado la edil de Cs, quien ha recordado que “el absentismo laboral en el cuerpo policial no es nuevo”, sino que “es fruto del descontento que existe entre los agentes por las políticas erráticas de CC y PP en esta materia, así como por las jubilaciones que se han producido y que no se han cubierto aún”.

“Tenían conocimiento de estas jubilaciones con anticipación, y aún así han sido incapaces de buscar una solución para cubrir el dispositivo policial el pasado 31 de diciembre”, ha afirmado.

Y ha añadido que “lo suyo hubiese sido que el gobierno local hubiese contemplado la posibilidad de tener dispositivos extraordinarios esa noche”, más aún “cuando es de sobras conocido que se producen una gran cantidad de actos en la ciudad para despedir el año”.

Por todos estos motivos, y porque “con la seguridad ciudadana no se puede jugar”, Ciudadanos ha insistido en “la necesidad de incrementar el número de plazas previstas en la próxima convocatoria de oposiciones a la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife”, para así “cubrir las vacantes existentes en el cuerpo, e incrementar el número de efectivos para llegar así a la ratio por habitante recomendada”.