Política

Por primera vez en los más de veinte años de historia de la cooperación de las RUP, se celebra una reunión conjunta de los tres máximos dignatarios de sus países miembro con estas regiones

23.03.2018. Bruselas

Fernando Clavijo, titular de la Conferencia de Presidentes de las Regiones Ultraperiféricas Europeas, mantuvo esta mañana un encuentro con los presidentes de España y Francia, Mariano Rajoy y Emmanuel Macron respectivamente, y el primer ministro de Portugal, Antonio Costa, para proponerles “unidad de acción” de estos países en defensa de las RUP.

A este encuentro, promovido por el presidente Clavijo, también asistieron los presidentes de Azores y de la Guayana francesa, así como miembros de los Gobiernos de Madeira, Reunión y Guadalupe.

El presidente canario, tras agradecer la disposición de los tres mandatarios para mantener este encuentro y la sensibilidad que han demostrado, recordó que la reunión se plantea “en un momento especialmente significativo” tras la renovación, por la Comisión Europea, en octubre del pasado año, de la Estrategia Europea hacia las Regiones Ultraperiféricas y antes de que se pongan sobre la mesa las propuestas financieras y legislativas para el próximo periodo.

Fernando Clavijo señaló que este importante encuentro “demuestra el compromiso de la Unión Europea hacia sus regiones más alejadas” y agregó que “ahora es necesario que ese compromiso se convierta en una realidad, que las intenciones se conviertan en hechos, y que las promesas se materialicen en resultados concretos. Y para eso es fundamental e imprescindible la acción conjunta y decidida de nuestros tres Estados”.

Tras resaltar que “es la primera vez, en los más de veinte años de existencia de cooperación entre las regiones ultraperiféricas, que se reúnen, al mismo tiempo, los tres mandatarios con los presidentes de las regiones”. Fernando Clavijo insistió en que “nuestra presencia hoy aquí ha de entenderse como una reafirmación del compromiso de los tres Estados y de las nueve regiones con el destino común que nos trazamos hace ya unos años, por encima de nuestras singularidades y diferencias”.

Fernando Clavijo señaló la importancia de “mantener a las regiones ultraperiféricas presentes en la agenda política europea y que las necesidades y aspiraciones de sus ciudadanos no queden oscurecidas y olvidadas en el marco de los grandes problemas y desafíos de Europa, problemas y desafíos que, por otra parte, son también los nuestros, como los de las RUP deben ser de toda la Unión Europea”.

El titular de las RUP insistió en que el compromiso político con estas regiones “debe servirse del reconocimiento jurídico que nos brinda el artículo 349 del Tratado de Funcionamiento, para defender las especificidades de las Regiones Ultraperiféricas en un momento en el que se van a empezar a debatir los primeros documentos sobre el futuro Marco Financiero Plurianual y las reformas de los Reglamentos, a la sombra de las negociaciones sobre el Brexit”.

Fernando Clavijo señaló que el mantenimiento de estas especificidades en las Políticas tradicionales, la Política de Cohesión o la Política Agrícola o Pesquera Común “siguen siendo de importancia capital y tienen un papel insustituible en la promoción de nuestra cohesión económica, social y territorial”.

Tras indicar que “el futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer y hacia dónde nos vamos a dirigir” el titular de la Conferencia de presidentes de las RUP invitó a Rajoy, Macron y Costa a participar en la próxima Conferencia de Presidentes de las Regiones Ultraperiféricas, que tendrá lugar en Canarias los días 22 y 23 de noviembre de 2018.

 

DECLARACIÓN DE LOS PRESIDENTES DE LA CONFERENCIA DE PRESIDENTES DE LAS REGIONES ULTRAPERIFÉRICAS RELATIVA AL MARCO FINANCIERO PLURIANUAL DESPUÉS DE 2020


Las Regiones Ultraperiféricas (RUP) constituyen una realidad regional europea única, tanto de hecho como de derecho. Sus especificidades se reconocen en derecho primario europeo en el artículo 349 del TFUE, que permite expresamente al Consejo adoptar disposiciones específicas destinadas a adaptar la aplicación de la legislación europea en estas regiones, y cuyo alcance ha sido confirmado por la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 15 de diciembre de 2015.

Este reconocimiento jurídico no se ha traducido de manera efectiva en adaptaciones adecuadas en algunas políticas europeas.

La estrategia europea renovada para las Regiones Ultraperiféricas, adoptada por la Comisión Europea en su comunicación de 24 de octubre de 2017 [COM(2017) 623 final], sienta las bases de un compromiso más ambicioso hacia sus regiones ultraperiféricas. Esta estrategia abre la vía hacia una mayor coherencia de las políticas europeas a partir de la realidad de estas regiones.

A pesar de las limitaciones estructurales permanentes, las Regiones Ultraperiféricas disponen de múltiples bazas y aportan un valor añadido innegable a la Unión Europea en numerosos ámbitos. Las RUP, en efecto, aportan a Europa una dimensión oceánica y de una proyección mundial fuerte en un momento en que la Unión desea afirmarse en el contexto global. Asimismo, contribuyen a consolidar el acervo comunitario y a promover los valores europeos y el papel de la Unión en sus fronteras exteriores.

Conscientes del contexto en el que se inscriben las próximas negociaciones sobre el marco financiero plurianual después de 2020, los presidentes de las Regiones Ultraperiféricas, en coherencia con la Declaración Final de la XXII Conferencia de presidentes de las RUP, de 26-27 de octubre de 2017, celebrada en Cayena (Guayana), y dando continuidad a la misma, invitan al Consejo Europeo a garantizar:

- la aplicación efectiva y completa del artículo 349 del TFUE para permitir que las RUP alcancen una verdadera igualdad de oportunidades en el seno de la UE, especialmente en el marco de la política de cohesión y del acceso al mercado único europeo;

- que el conjunto de los Fondos Estructurales y de Inversión sea dotado de recursos financieros a la altura de los retos expresados, manteniendo al menos las tasas de cofinanciación actuales;

- una política de cohesión ambiciosa, que abarque todas las regiones europeas y que tenga en cuenta de manera adecuada la situación específica de las RUP (para las que constituye la principal política de inversión), especialmente mediante el mantenimiento de las adaptaciones de las que se benefician actualmente;

- la continuación de una política agrícola común y una política común de pesca a las que se destine el mismo porcentaje sobre el presupuesto y que tengan en cuenta las especificidades de las RUP, así como el refuerzo de los instrumentos existentes, dotados de los medios de financiación adecuados;

- la consideración efectiva de las RUP en los programas horizontales de la UE;

- la plena realización de los compromisos contemplados en la nueva estrategia europea para las RUP y su imprescindible profundización en el marco de las reformas después de 2020, especialmente para reducir el déficit de accesibilidad, fortalecer la competitividad a través del crecimiento y el empleo, y mejorar la inserción regional.

Bruselas, a 23 de marzo de 2018