Política

Casimiro Curbelo critica que el propósito de la reforma electoral sea aumentar los diputados a través de una lista regional para debilitar la presencia y la capacidad de decisión de las islas no capitalinas

18.05.2018. Canarias

El portavoz de Agrupación Socialista Gomera (ASG) en el Parlamento de Canarias, Casimiro Curbelo, pidió hoy, tras defender su propuesta de dictamen en la comisión de la reforma electoral, que se establezca un frente común de los diputados de las islas no capitalinas para salvaguardar el sistema de equilibrios sobre el que se fundó la autonomía de Canarias.

“Hoy pido, con más ahínco si cabe, que nos unamos para defender el espíritu fundacional de nuestra comunidad, la igualdad de los canarios y de las islas como elementos estructurales de la organización política del Archipiélago”, manifestó Curbelo.

Por ello, reclamó que los representantes de las islas no capitalinas, sean del partido que sean, velen por el futuro de sus islas y de sus ciudadanos, ya que destacó que “por encima de la disciplina de los partidos debe primar el compromiso histórico de los políticos con sus votantes y sus islas”.

Una vez más, Curbelo recordó que su grupo político siempre defenderá la construcción de Canarias desde abajo hacia arriba, desde la Isla a la región, “para asegurarnos de que nadie se queda en la cuneta”. En este sentido, destacó la importancia de que la Cámara regional escuche a los cabildos insulares “porque se trata de una alteración de los poderes, que nos afecta directamente”.

Lamentó que la reforma electoral se haya diseñado con el propósito de “compensar la llegada de nuevas formaciones políticas”. También, criticó que pretenda aumentar diez diputados con una lista regional “para debilitar la presencia y la capacidad de decisión de las islas no capitalinas, rompiendo la solidaridad y el equilibrio de Canarias”. “Los ciudadanos no quieren más políticos, sino más política”, remarcó.

Subrayó el “egoísmo y la injusticia de tal intención”, ya que recordó que cuando se estableció el actual sistema conocido por la triple paridad, las Islas Occidentales mostraron una enorme generosidad al repartirse quince diputados frente a los quince que asignaron a las dos islas no capitalinas orientales.

Al respecto, explicó que la actual reforma rompe esos equilibrios al otorgar un diputado más a la provincia de Las Palmas sobre la base de unos “supuestos criterios poblacionales que no se corresponden con la realidad demográfica”, ya que según detalló, Fuerteventura cuenta con más población que La Palma, pero cuenta con veinte mil electores menos a la cámara legislativa canaria.

Además, Curbelo reprochó que sean los diputados electos de otras comunidades autónomas los que tengan que decidir los asuntos canarios y se traicionen los principios de autogobierno.

Por último, incidió en que ASG mantiene su compromiso por bajar los topes electorales, de tal forma que la regional se reduzca del 6 al 3%, en el caso de los votos regionales y del 30 al 15%, en los votos de una circunscripción insular.