Política

Coalición Canaria fue la fuerza más votada y con mayor número de representantes en los comicios municipales

15.06.2019 | San Cristóbal de La Laguna

En el día de hoy comienza su trabajo una nueva corporación municipal, la elegida por los ciudadanos y ciudadanas de La Laguna en las elecciones locales del pasado 26 de mayo. Estoy convencido de que todos y cada uno de los concejales presentes viene aquí a trabajar para La Laguna, para mejorar la vida de sus habitantes, para impulsar ideas y proyectos en beneficio de todos. Esa, desde luego, es la actitud y el firme propósito de los nueve concejales de Coalición Canaria en este Ayuntamiento. Queremos trabajar y trabajaremos, desde el ámbito de nuestra responsabilidad, y con la máxima voluntad de diálogo y colaboración, a favor de los intereses de los laguneros y laguneras de todas las edades, de todos los pueblos y barrios, de todas las convicciones políticas. Es decir, que mantendremos, desde la oposición, la misma actitud que mantuvimos al frente del gobierno municipal durante los próximos cuatro años.

Coalición Canaria fue la fuerza más votada y con mayor número de representantes en los comicios municipales. Incrementamos votos e incrementamos concejales. Estamos legítimamente orgullosos del apoyo que nos han prestado nuestros conciudadanos. Sin embargo, tres fuerzas políticas se han puesto de acuerdo para articular un gobierno local bajo una pregonada bandera del cambio en La Laguna.

No deja que ser curioso que el partido que liderará un gobierno municipal de cambio y regeneración haya formado parte de los gobiernos municipales del mandato anterior y del mandato anterior al anterior: durante siete años y medio el PSOE ha gestionado amplias y decisivas áreas del gobierno local de La Laguna. Pero, más allá de esta contradicción, que no es pequeña, no pueden ni deben caber dudas sobre la plena legitimidad del pacto que soportará al nuevo gobierno municipal. Nosotros no las tenemos. No cuestionaremos jamás la legitimidad del nuevo gobierno local, como una y otra vez, en los últimos cuatro años, se cuestionó por todos los medios la legitimidad del gobierno municipal cuya presidencia asumí.

Ejerceremos, por tanto, la función de fiscalización de la acción del equipo de gobierno, analizando críticamente la misma y presentando alternativas eficaces. Y lo haremos, desde hoy mismo, con la voluntad de diálogo y consenso que he mencionado, pero también desde el rigor y la coherencia, y exigiendo rigor y coherencia a los nuevos responsables del gobierno municipal. La democracia no es tener razón desde una imaginaria superioridad moral. La democracia no es transformar el adversario político en un enemigo que debe ser batido a cualquier precio, sin excluir la injuria ni la calumnia. La democracia no es ignorar la pluralidad política del municipio de La Laguna, como han evidenciado algunas voces en este salón de plenos, para las cuales Coalición Canaria es una anomalía que se les antoja insoportable.

Ese empeño grotesco de dibujar a Coalición no como la fuerza política mayoritaria en nuestro municipio, apoyada por más de 19.000 laguneros hace pocas semanas, sino como una conspiración incesante y diabólica es una actitud que evidencia las frágiles convicciones democráticas que quienes han querido imponer ese relato. Esperemos que el nuevo gobierno municipal se centre en la gestión eficaz y eficiente de los intereses generales y no caiga en la tentación sectaria de hacerle la oposición a la oposición.

Coalición Canaria, si me lo permiten, desarrollará su labor de oposición, igualmente, defendiendo el desarrollo de su legado en La Laguna: los ARRU aprobados y en varios casos ya en desarrollo con la financiación garantizada, la estrategia del Desarrollo Urbano Sostenible de La Cuesta, la colaboración sistematizada con la Universidad de La Laguna, los programas sociales y asistenciales, la atención inversora a nuestro patrimonio histórico o la culminación del Parque de Las Mantecas y el Polo Científico-Tecnológico que alberga, entre otras políticas, programas e instrumentos de intervención que garantizan, a nuestro juicio, tanto mejoras sustanciales en la vida cotidiana de los vecinos como una orientación estratégica hacia un municipio más próspero, más dinámico y con mayor cohesión social.

Coalición Canaria va a seguir trabajando, con decisión y entusiasmo, para que en este salón de plenos y en cada barrio de nuestro municipio La Laguna siga siendo lo primero. Nuestra ciudad no merece ni tolera ningún estancamiento. Al contrario, no tiene un segundo que perder. La vieja capital de Canarias es una ciudad que ha crecido y se ha modernizado en los últimos veinte años y que debe seguir haciéndolo para convertirse, sin olvidar sus raíces históricas y culturales, en una nueva capital abierta al futuro.

Para sumar fuerzas, energías e ideas y construir entre todos ese futuro siempre podrá contar este pleno con Coalición Canaria. Pero a los que quieren confundir y confundirse queremos indicar, sencillamente, que CC no ha sido derrotada, que el proyecto nacionalista no ha sido derrotado, que cerca de 20.000 laguneros no han sido derrotados. Y vamos a trabajar sin descanso para que La Laguna no sea derrotada tampoco en los próximos años.

Muchas gracias.