Política

La asignación del Gobierno de Coalición Canaria fue de 185.000 euros, y el Gobierno tripartito lo deja en 100.000 euros

27.12.2019 | San Cristóbal de La Laguna

El grupo municipal de Coalición Canaria-PNC en el Ayuntamiento de La Laguna informa de que el Gobierno tripartito ha llevado a cabo un recorte de las ayudas al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) social de un 46% en el presupuesto para el 2020, respecto a las anteriores cuentas municipales en vigor. El ejecutivo de CC había dotado con 185.000 una partida para conceder ayudas sociales para cubrir el pago del IBI correspondiente a la vivienda habitual para aquellas familias con escasos recursos.

Esta ayuda estaba contemplada para unas 1.500 familias del municipio, siendo ampliable. La medida fue adoptada con el objetivo de establecer un programa de asignación para familias que ya recibían alguna ayuda de emergencia por parte del Ayuntamiento y que el pago del IBI conllevara una carga para la unidad familiar con escasos recursos económicos. La administración estableció un procedimiento sencillo para su concesión y que la cuantía de la ayuda no superara los 300 euros.

Asimismo, se pone de relieve que el presupuesto destinado a servicios sociales aprobado en solitario por el Gobierno tripartito tan solo experimenta un crecimiento del 0,70% respecto al anterior, pese a contar sin deuda municipal y más posibilidades de inversión.

Cabe recordar que durante el anterior mandato de Coalición Canaria se evidenció que, pese a la situación de aguda crisis económica que estaba padeciendo el país en esos últimos años, el equipo de gobierno de La Laguna siempre priorizó en su política de gastos el garantizar los servicios básicos y calidad de vida de la ciudadanía. Ello se pudo visualizar con el incremento progresivo de las partidas de Bienestar Social y Calidad de Vida, que de 2016 a 2018 fueron de un 12,23%, representando casi un 10% de los presupuestos anuales.

Por ello, desde Coalición Canaria se expuso durante el pleno de presupuestos del pasado 20 de diciembre que estos presupuestos “no se pueden calificar de progresistas”.