NOVEDADES

El inolvidable "Nijota"

Paco Pérez   20-01-2018   23:01:23   Tagoror Digital

¿De qué sirve, en realidad, que los analistas de la actualidad pongan en conocimiento de sus lectores, oyentes y telespectadores estos casos denigrantes, si aquí al pueblo parece importarle nada o muy poco la comisión de esos delitos?

20.01.2018. Redacción / Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Estos días he estado reflexionando sobre la conveniencia de que los periodistas denunciemos casos irregulares y presuntos delitos de malversación, cohecho, prevaricación y una larga lista de hechos denunciables a los que nos tiene acostumbrados buena parte de la actual clase política de este país.

¿De qué sirve, en realidad, que los analistas de la actualidad pongan en conocimiento de sus lectores, oyentes y telespectadores estos casos denigrantes, si aquí al pueblo parece importarle nada o muy poco la comisión de esos delitos, porque muchos ciudadanos, aunque parezca mentira, harían las mismas burradas si ocupasen esos cargos de responsabilidad pública, en donde se manejan fondos públicos.

Debe ser una cuestión de idiosincrasia, porque esto suele ser habitual en muchos países con raíces latinas, de manera habitual, aunque se cuecen habas en todos lados.

Hace días publiqué una escueta frase en Facebook, en la que confesaba "si dijera todo lo que pienso... Pero ¿para qué?". Y es verdad. A mi edad no quiero complicarme la existencia con unos individuos amorales, que meten sin descaro la mano en la lata del gofio y arrasan con todo lo que encuentran. Solo quiero vivir en paz y que me dejen tranquilo. Por eso comprendo cómo gente seria, responsable y de reconocido prestigio huye de la política.

Me hizo gracia que mi primo Francisco Armas Perez (nieto de mi tío abuelo Pancho, un curioso personaje lagunero) contestara a la escueta frase que publiqué en las redes, con una copla de nuestro común pariente Juan Pérez Delgado, "Nijota", uno de los más ilustres periodistas de Canarias del siglo XX, que siempre tuvo un gran sentido del humor y del patriotismo isleño.

Afirman los versos de don Juan Pérez que "el mago es un campesino de sabiduría inmensa, porque piensa lo que dice y no dice lo que piensa", lo cual es rigurosamente cierto, acorde con la socarronería de los hombres del campo isleño. Habrá que aprender, y mucho, de ellos.

"Nijota", estaba emparentado también con el escritor y autor teatral Domingo Pérez "Minik" (estoy muy orgulloso de llevar ese apellido común, porque la saga de los Pérez laguneros es tan extensa como apreciada) y, por si no lo sabían ustedes, el nombre de su seudónimo se debe a que, siendo joven, le preguntó a una novia que tuvo en Tacoronte cómo podía firmar sus artículos y versos, a lo que ella le contestó: "mira Juan, yo no sé ni jota". Y eso.

Paco Pérez

24

Periodista

 

 

Aviso Legal: Tagoror no se hace responsable de los comentarios y opiniones de sus colaboradores.

COMENTARIOS


© Copyright 1999-2018, Todos los derechos reservados.
Un website de Tagoror
RSS Feed Alojado por Deranet Hosting

SSL