Política

La moción aprobada reclama a Defensa la cesión de los cuarteles en desuso y la activación de un comité de coordinación de todos los ministerios

07.10.2020 | Madrid

El senador por la Comunidad Autónoma de Canarias, Fernando Clavijo, logró ayer el respaldo del pleno del Senado a su moción para la mejora de la atención a los inmigrantes que llegan a Canarias y la derivación a la Península. El senador de CC-PNC valoró las aportaciones incorporadas al texto final del PSOE, PP y ASG y destacó que “en Canarias tenemos claro todos, unánimemente, el diagnóstico; y es que vivimos una crisis migratoria que estamos afrontando con enorme dificultad hasta el punto de tener, durante días, a cientos de migrantes bajo una carpa y sobre el cemento de un muelle” algo que “ni es digno, ni es humano”.

“No quiero entrar en consideraciones políticas”, apuntó el senador, quien destacó que “he tenido la oportunidad de hablar y tranzar el contenido de esta moción con los senadores socialistas, del PP y de ASG; con todos los canarios que estamos presentes en esta Cámara y con orgullo creo que logramos dar un ejemplo de trabajo conjunto”. “Es así es como se solucionan los problemas; buscando entre todos las mejores soluciones, dejando a un lado las siglas y centrándonos en dar respuesta”, agregó Clavijo.

Por ello, el senador nacionalista recordó que el objetivo de esta moción, consecuencia de la interpelación realizada al ministro de Migraciones, José Luis Escrivá, es la de instar al Gobierno central, que es quien tiene la competencia, a buscar y encontrar soluciones urgentes al drama humanitario. Un drama que reconocen todas las administraciones canarias que han señalado los graves problemas en la gestión de esta crisis humanitaria y han reclamado soluciones al Estado que es quien tiene las competencias.

La moción aprobada “persigue un único objetivo; evitar el drama humanitario y evitar más pérdidas de vidas en el atlántico para que las costas canarias dejen de recibir cayucos y pateras convertidas en ataúdes; una imagen dura pero muy gráfica de lo que está ocurriendo en mi tierra”. Así, el texto aprobado demanda una mayor coordinación de todas las administraciones con competencias en la atención a la situación migratoria y más medios humanos y materiales para el control y vigilancia de las fronteras y la instalación del SIVE de Lanzarote en un plazo máximo de seis meses.

En la misma línea, el acuerdo exige la máxima implicación de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) en el archipiélago, reclamando la colaboración de la Unión Europea en la “frontera Sur” comunitaria además de más medios para la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima “y por supuesto la habilitación de espacios que reúnan las condiciones adecuadas para la acogida de los migrantes en infraestructuras que son titularidad del Ministerio de Defensa, que actualmente se encuentran en desuso”.

Para Clavijo, tal y como lo explicó en su intervención, la crisis migratoria no tiene solución “si no se trabaja en origen y por eso instamos a trabajar, y avanzar en la cooperación, junto a la Unión Europea, con los países desde los que parten las pateras y cayucos en el entorno geográfico de la Comunidad Autónoma de Canarias, fundamentalmente Marruecos, Mauritania, Senegal y Gambia”. Al mismo tiempo que demanda también la financiación equitativa a las Comunidades Autónomas para promover la eficacia de la gestión de los flujos migratorios, y que el Ministerio de Política Territorial y Función Pública continúe desarrollando las competencias de coordinación.

La moción aprobada pide también una distribución solidaria de los migrantes entre los diferentes dispositivos de acogida humanitaria existentes en la Península “porque Canarias no puede ser el destino final”. “Lo decimos nosotros”, añadió Clavijo, “y lo han dicho responsables de todas las formaciones políticas de Canarias; las islas no pueden ser una cárcel y por eso reclamamos la solidaridad de todos los territorios”.

Por ello, la moción reclama el apoyo de España a un nuevo plan migratorio y de asilo en la Unión Europea en el que exista un compromiso firme de todos los países de apoyo a aquellos Estados que, como España, son la puerta de entrada al continente europeo y demandamos que se incluya la gestión de la política migratoria en el orden del día de la próxima Conferencia de Presidentes, que se celebrará el próximo día 26 de octubre. Así como que se impulse un nuevo plan estratégico de acogida e integración y que se tomen las medidas necesarias para luchar y erradicar de la sociedad española cualquier manifestación xenófoba hacia la inmigración.

Imagen de archivo: Fernando Clavijo, senador por Tenerife de Coalición Canaria-PNC