Política

En palabras del alcalde, Tomás Pérez, este es “un presupuesto creíble, basado en la realidad, ajustado a lo que queremos para nuestro municipio con el objetivo de alcanzar al mayor número de vecinos de todos los barrios, que mira a las personas"

31.12.2018. La Aldea de San Nicolás

El pleno municipal ha aprobado este jueves, 27 de diciembre, el presupuesto de La Aldea de San Nicolás para 2019, que asciende a 10.146.738,39 euros, un 6,65 por ciento más que en 2018. Áreas como Deportes, Educación, Cultura y Obras son algunos de los capítulos que experimentan incrementos más importantes.

En palabras del alcalde, Tomás Pérez, este es “un presupuesto creíble, basado en la realidad, ajustado a lo que queremos para nuestro municipio con el objetivo de alcanzar al mayor número de vecinos de todos los barrios, que mira a las personas y basado en sus necesidades”. “La realidad es que nuestro Ayuntamiento va bien, y tenemos un presupuesto social e inversor”, continuó. Este Consistorio “está más saneado, ha disminuido su deuda financiera, no debe nada a la Seguridad Social, y estamos consiguiendo gestionar con responsabilidad sin incrementar los impuestos a los vecinos, ya que apostamos por una mejor gestión de los recursos”, señaló.

Finalizó su intervención haciendo un llamamiento al Cabildo de Gran Canaria “para que nos ayude a continuar en esta senda, y continuar con las mejoras que se están ejecutando y las previstas”.

INVERSIONES

El concejal de Hacienda, Ricardo León, destacó que el capítulo de Inversiones aumenta en un 30 por ciento respecto al presupuesto anterior, ascendiendo a 2.720.000 euros. Algunas de las partidas más relevantes son las 440.000 que se destinarán a la mejora de la Red de Aguas. Esta obra supondrá, según explicó el Concejal de Aguas, David Hernández, la actualización y mejora de una parte importante de la Red. Con esta intervención, se alcanzará el millón de euros invertidos en mejoras de la Red durante este mandato.

Otra de las partidas a destacar es la de 247.000 euros en Asfaltos, continuación del Plan que se lleva ejecutando cuatro años, en base a un estudio pormenorizado de las necesidades de cada barrio. Además está prevista la ejecución de dos PFAE, que suman unos 600.000 euros e inversiones por el Plan de Zonas Rurales Deprimidas por valor de 130.000 euros.

Ricardo León continuó señalando que se “mantienen todos los convenios sociales y se está pagando a proveedores en tiempo y forma”. Insistió en que la filosofía a seguir “es que no se va a gastar más de lo que se ingresa, gestionamos desde la perspectiva de la prudencia y con las necesidades de los vecinos y vecinas como prioridad”.

La sesión plenaria concluyó con la felicitación y sus mejores deseos del alcalde, Tomás Pérez, a todos los vecinos, miembros de la Corporación y plantilla municipal a los que agradeció su trabajo diario y profesional en pro del sostenimiento de todos los servicios públicos.