Política

Actualmente hay 2 agentes para Lanzarote y La Graciosa siendo la isla menos protegida de todo el archipiélago

31.10.2019 | Arrecife de Lanzarote

Lanzarote en Pie - Sí Podemos lleva al pleno del Cabildo su propuesta para aumentar el número de agentes que componen la guardería de medioambiente del Cabildo con el fin de “poder poner en práctica las figuras de protección ambiental que tenemos en Lanzarote y el Archipiélago Chinijo”. Según asegura Myriam Barros, portavoz de Lanzarote en Pie - Sí Podemos en el Cabildo insular “no sirve de nada proteger espacios de alto valor medioambiental si no hay suficiente personal de vigilancia”.

La situación actual del cuerpo de agentes medioambientales del Cabildo de Lanzarote es la más precaria de todo el archipiélago, estando formado únicamente por dos agentes en activo y por dos vigilantes sin capacidad para imponer sanciones. Estos números están muy por debajo del resto de islas, donde la media se establece en un agente cada 50 kilómetros cuadrados aproximadamente. “La falta de agentes responde a que en esta isla han mandado siempre los que menos interés tenían en proteger el territorio y el paisaje”, afirma la consejera.

“Si es cierto lo que dice esta presidencia, que esa mafia especulativa ya no tiene capacidad de maniobra institucional, entendemos que esta medida debería ser de las primeras en llevarse a cabo y la posición del grupo de grupo de gobierno ante la protección de lo que es patrimonio de todas y todos debe ser firme e intransigente”, remacha Barros.

34 figuras de protección sin vigilancia efectiva

Lanzarote, La Graciosa y los islotes suman 34 figuras de protección medioambiental, que cubren más del 40% de la superficie total, a lo que hay que sumar la declaración de Reserva de la Biosfera por la Unesco. “Si queremos que estas figuras tengan aplicación real, tenemos que dotar de recursos humanos y materiales al cuerpo de agentes”, continua Myriam Barros.

El cuerpo de Agentes de Medioambiente de Canarias se creó a través de la Ley Territorial 8/1989, de 13 de julio y sus competencias fueron traspasadas desde el Gobierno de Canarias a los Cabildos insulares en 2002. Sus principales funciones, entre otras, son las de custodiar, proteger y vigilar los espacios naturales, flora, fauna y paisaje del archipiélago, así como las inspecciones y evaluaciones del impacto ecológico o ambiental y el control de vertidos de residuos y contaminación de las aguas y atmósfera.

Lista de reserva, insuficiente

Actualmente existe un proceso de selección abierto para la creación de una lista de reserva para contrataciones temporales e interinidades en dicho cuerpo medioambiental que resulta totalmente insuficiente para la confluencia progresista, que considera que “para asegurar la correcta vigilancia de un territorio marítimo y terrestre como el nuestro, se necesitan como mínimo 10 agentes fijos y así llegar a la media regional de agentes por kilómetros cuadrados”.

Esta medida que Lanzarote en Pie - Sí Podemos presentará en una moción en el próximo pleno del Cabildo, se enmarca también en la lucha contra el cambio climático que debe comenzarse de forma inmediata. “Lanzarote puede ser uno de los epicentros de la lucha mundial contra el cambio climático para dejar a las futuras generaciones una isla y un entorno marino vivo y único que les permita vivir con dignidad y en condiciones de salud y bienestar” concluye Barros.