Política

La candidatura ha recogido en los últimos días más de 1200 firmas pidiendo un cambio de rumbo político y organizativo y solicitando a la diputada que aceptara encabezar la plancha de cara a la III Asamblea Ciudadana que tendrá lugar en octubre

La diputada Meri Pita ha decidido, tras la recogida de firmas organizada por la candidatura En Canarias Podemos, aceptar la propuesta y encabezar la plancha de cara a III Asamblea Ciudadana de Podemos Canarias, donde se elegirá la nueva dirección del partido.

La candidatura ha recogido desde el pasado miércoles más de 1.200 firmas de apoyo a un comunicado crítico con el trabajo llevado a cabo por el partido en el Gobierno de Canarias y a nivel organizativo en los últimos años, y en el que se proponía un cambio de rumbo a todos los niveles y que una persona “comprometida, con experiencia y buena interlocución con Podemos estatal y capacidad de trabajar en equipo” encabezara la plancha, señalando directamente a Meri Pita.

Pita, actualmente diputada en el Parlamento y miembro de la dirección estatal de Podemos que lidera Pablo Iglesias, ha decidido, tras reflexionar estos días, aceptar el reto “en base a los principios del comunicado que han firmado y que comparto”, según ha explicado en un video difundido a través de las redes sociales, en el que ha señalado como “únicos imprescindibles” a muchos de esos firmantes anónimos para la opinión pública pero fundamentales en el partido.

Es decir, en base a las propuestas elaboradas por los círculos, y que pasan por dedicar recursos económicos al trabajo de la militancia, la creación de espacios para la rendición de cuentas de los cargos orgánicos e institucionales y “fundamental”, en palabras de la ya candidata “la propuesta de que la dirección de Podemos sea coral, ejercida por una Coordinadora compuesta por varias personas y con representación de todas las islas”.

A estas propuestas, la candidata ha añadido sólo dos condiciones: aumentar la representación de la militancia en la lista de manera que se garantice no ya un tercio de la dirección del partido, como recogen los documentos actuales, sino dos tercios de la misma, “para evitar que seamos un partido de cargos públicos”. Y por otro lado, la creación de un Consejo Asesor de carácter permanente con representantes y expertos de la Sociedad Civil, de las distintas organizaciones y colectivos “para que asesoren, orienten y enriquezcan” a Podemos Canarias en las distintas temáticas.

Cambio de rumbo

Cabe recordar que el documento que invita a Pita a aceptar ser la candidata a la Coordinación General del partido, recoge las conclusiones alcanzadas en las reuniones celebradas por la militancia para elaborar las propuestas de En Canarias Podemos. Entre ellas, y respecto a la labor organizativa, la candidatura critica el abandono de la militancia por parte de la dirección autonómica saliente, que ha sido instrumentalizada como batallones para la pegada de carteles y labores similares en periodos electorales, pero que no ha recibido apoyo económico alguno a pesar de que los presupuestos del Consejo Ciudadano Autonómico apuntan entradas de 37.000 € mensuales en el partido.

Urge, por lo tanto y según esta candidatura, no sólo proveer de herramientas y recursos económicos a los círculos y a la militancia, que calcula en una aportación mensual de al menos 7.500 euros, sino establecer dinámicas de horizontalidad y crear espacios de trabajo e interlocución con la Sociedad Civil, fijando la obligatoriedad de celebrar esa rendición de cuentas de carácter trimestral de los cargos orgánicos y públicos de Podemos.

Otra de las críticas principales que recoge el comunicado tiene que ver con la apuesta por el hiperliderazgo en torno a la figura de la Secretaria General durante los últimos años, sin dar entrada ni visibilidad a otros cargos, voces o sensibilidades. Para solventarlo, proponen órganos de dirección y ejecutivos corales.