Desde La Mesa Mota

El actual presidente del Gobierno de la Generalidad de Cataluña, un desquiciado llamado Joaquín Torra, que además ejerce de golpista contra el Estado, y de terrorista (porque llama a la violencia de los autodenominados CDR)

12.12.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

El actual presidente del Gobierno de la Generalidad de Cataluña, un desquiciado llamado Joaquín Torra (en castellano, para que nos entendamos), que además ejerce de golpista contra el Estado, y de terrorista (porque llama a la violencia de los autodenominados CDR o comités de defensa de la república), ha manifestado estos días --antes de encerrarse en el monasterio de Montserrat para ayunar durante cuarenta y ocho horas-- que el pretendido proceso independentistas de esa región española debería optar por la vía eslovena.

Con ello, el tal Torra, completamente desquiciado y en una especie de delirio político, ha querido balcanizar el "procès" de la butifarra, cuando en nada tiene que ver el caso de esta zona der España con lo sucedido en Eslovenia, donde se produjo una guerra (aunque breve) con decenas de heridos y muertos y en medio de una espiral de violencia con un referéndum popular que obtuvo el apoyo del ochenta por ciento de la población eslovena, algo que nunca ha ocurrido en Cataluña, donde jamás se ha llegado a superar el cincuenta por ciento a favor de la secesión, en una votación además ilegal y con datos y resultados manipulados por los convocantes de la consulta.

Creo que la única salida política a esta locura secesionista de parte de la población catalana vendría dada por la formación de un gobierno de coalición que ejerciera el poder ejecutivo del Estado con una amplia representación parlamentaria, una especie de gobierno "a la alemana" (CDU-SPD, de social cristianos y socialdemócratas), con presencia del Partido Popular y el PSOE, más incluso Ciudadanos si quisiera sumarse a una iniciativa que no sería descabellada, si nuestros principales líderes políticos (Pedro Sánchez, Pablo Casado y Alberto Rivera) tuvieran una amplia visión de Estado, de defensa de la unidad de la patria y no antepusieran estrategias partidarias, egoístas y por tanto, nada solidarias.

¿Por qué en la actual República Federal de Alemania sí se han podido formar en los últimos años gobiernos basados en una gran coalición y en nuestro país este propósito parece algo realmente irrealizable? ¿Es que los principales políticos de este país tienen miedo a afrontar y solucionar de una vez el "problema catalán"? Me parece que hacen falta más mentes abiertas en la política española y, por supuesto, muchos huevos o, dicho de una manera más clara, muchos más cojones.

Pueden tacharme de facha, si alguno de los lectores quiere, pero como soy un demócrata convicto y confeso, me resbala el que me acuse de tal. Y eso. Hasta los líderes de ERC (Esquerra Republicana) están cuestionando ya al presidente Torra. Con eso les digo todo.

Imagen de archivo: tvn-2.com

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.