Política

La creación de la tercera casilla tiene como finalidad destinar los recursos económicos recaudados a la investigación de enfermedades y posibilitar un sistema mixto de financiación para este fin

09.03.2018. Madrid

Este miércoles la senadora, Yaiza Castilla, defendió la moción por la que pedía la adición de una tercera casilla en la declaración del IRPF cuyos recursos fueran destinados a la financiación pública de la investigación de enfermedades. Este debate se produce dos semanas después de que el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, escuchara la propuesta de la senadora durante su interpelación.

Castilla calificó de “injustificado y nada comprensible” el rechazo del Partido Popular a la creación de la nueva casilla, ya que “no existe impedimento legal ni jurisprudencial alguno para su puesta en marcha”. En esta línea, recordó que en el actual sistema del IRPF ya existe un esquema fiscal similar al que proponía la moción y que se da en la actualidad cuando los contribuyentes no marcan ninguna casilla y la cuota íntegra de su declaración va íntegramente a fines generales dentro de los Presupuestos, mientras que con la propuesta estos recursos se destinarían a la investigación científica de las enfermedades.

La senadora indicó que el voto negativo imposibilita una “una mejora sustancial de la financiación pública destinada a este fin, ya que impide la creación de un modelo mixto en el que, a la dotación que recogen los Presupuestos Generales del Estado, se le sumaría la inversión procedente de la “libre y voluntaria decisión de los contribuyentes, a través del IRPF”.

Asimismo, lamentó que se diera un paso atrás en la financiación de avances médicos y recordó que los recursos que dedica España a este fin apenas alcanzan el 1,5% del PIB, mientras que la media de la Unión Europea, según la OCDE, está en el 2%. Por ello, alertó que se pierde una oportunidad para impulsar avances médicos que “salven vidas y hagan más efectivos los tratamientos”.

Del mismo modo, Yaiza Castilla puntualizó que la nueva casilla propuesta no suponía la eliminación de las ya existentes para la Iglesia Católica y la de Fines Sociales. “La creación de un nuevo apartado no impedía su coexistencia con las fijadas actualmente y no excluía la visión que tenemos sobre que los Presupuestos Generales son la columna vertebral económica que debe encargarse de esta financiación. No obstante, ante la insuficiencia de los recursos hay que buscar alternativas eficaces y esta es una de ellas”, concluyó.