Turismo y Viajes

El establecimiento de 4 estrellas y asociado a Ashotel renueva habitaciones, restaurantes, piscina, spa y otras zonas comunes

29.07.2019 | Santa Cruz de Tenerife

El Hotel RIU Garoé, establecimiento hotelero de cuatro estrellas situado en Puerto de la Cruz y asociado a Ashotel, ha reabierto recientemente tras dos meses y medio cerrado para la ejecución de una renovación completa de sus instalaciones. La reforma se ha centrado principalmente en renovar completamente todas las habitaciones, restaurante principal y ciertas áreas de cocina. También se ha abierto en la planta tercera una terraza solárium chillout con camas balinesas.
 
El hotel forma parte del catálogo de la cadena de origen balear RIU Hotels & Resorts, pero de propiedad y gestión independiente, una fórmula de éxito que ambas partes han mantenido activa desde su apertura en 2002 y que les ha reportado el reconocimiento más importante: el de sus clientes.
 
El RIU Garoé cuenta con una clientela de origen mayoritariamente alemán, seguido de ingleses, españoles y franceses, predominando el turista vacacional, y en menor medida el cliente de eventos y congresos.
 
La reforma del RIU Garoé añade un nuevo valor a la estrategia de renovación de Puerto de la Cruz, impulsada no solo por el sector empresarial, sino por instituciones públicas como el Ayuntamiento portuense o el Cabildo de Tenerife, coordinadas por el Consorcio de Rehabilitación Urbanística de Puerto de la Cruz, en el que participan el sector público interadministrativo y el sector privado.
 
Para la propiedad del establecimiento, esta renovación supone “culminar con éxito el ambicioso e ilusionante reto de dotar al establecimiento de unas instalaciones modernas, actuales, de gran calidad y alto confort, amables con el medioambiente y capaces de satisfacer a nuestra más exigente clientela; un esfuerzo que la familia ha asumido con enorme ilusión y que confía ayude a impulsar a la ciudad turística por excelencia de Puerto de la Cruz”, comenta el propietario, Juan Manuel Farrais.
 
El hotel cuenta con 190 habitaciones de diferentes categorías, todas ellas con balcón con vistas al mar o al Teide. En esta renovación de instalaciones se ha puesto en marcha un nuevo spa con piscina de circuito de chorros, jacuzzi, pozo frío, duchas de sensaciones, sauna de sal, sauna finlandesa y baño de vapor, así como zona de camas calientes o cabinas de estética y belleza. Además, el complejo cuenta con un restaurante principal tipo buffet, así como dos bares, uno de ellos junto a la piscina.
El personal del hotel está formado por unos 110 trabajadores y trabajadoras, el 95% de ellos de origen local (Valle de La Orotava), lo que pone de manifiesto el compromiso de la empresa por los profesionales del lugar, de Tenerife y de Canarias, en general.
 
El establecimiento ha sido distinguido con numerosos galardones otorgados por sus clientes y por sus buenas prácticas medioambientales, como el TUI Umwelt Champion, que reconoce la sostenibilidad de los hoteles y que el RIU Garoé gana año tras año consecutivamente desde 2012. Asimismo, también ha sido distinguido en numerosas ocasiones con el TUI Holly, considerado el Oscar de los premios turísticos, así como con el distintivo de Holiday Check Award y el TripAdvisor Certificate of Excellence, ambos otorgados por los clientes en reconocimiento a la calidad del servicio. En reconocimiento a su compromiso medioambiental y sostenible, la empresa está siendo auditada y certificada con el distintivo internacional Travelife desde hace seis años.
 
Con esta renovación, la cadena ha llevado a cabo la reforma completa de sus cuatro hoteles en Tenerife, a falta del RIU Buenavista, pendiente de esos trabajos de rehabilitación.