NOVEDADES

Como prevenir el alzheimer.

Marisa Ruiz Asensio   02-03-2017   20:03:11   Tagoror Digital

El Alzheimer es una enfermedad cada vez más frecuente y hemos de estudiar de forma minuciosa como intentar evitarla ya que no hay forma de curarla al ser degenerativa, progresiva e irreversible.

02.03.2017. Redacción.

Por: Marisa Ruiz Asensio.

El Alzheimer es una enfermedad cada vez más frecuente y hemos de estudiar de forma minuciosa como intentar evitarla ya que no hay forma de curarla al ser degenerativa, progresiva e irreversible. Esta enfermad se produce a causa de la degeneración de las células nerviosas del cerebro y una disminución de la masa cerebral dando lugar a la pérdida de memoria, el deterioro cognitivo y la desorientación espacial y temporal.

Los síntomas más frecuentes para determinar que se puede padecer Alzheimer son:

Pérdida de la memoria a corto plazo: Es difícil retener información nueva.

Pérdida de la memoria a largo plazo: Es difícil recordar información antigua como cumpleaños, fechas importantes, los rostros de personas conocidas o los mismos datos personales.

Incomprensión de palabras comunes.

Incapacidad de atarse los zapatos o abotonarse la camisa.

Desorientación.

Cambiar en el carácter: irritabilidad, confusión, apatía, o decaimiento, entre otros.

La alimentación es muy importante para el bienestar de nuestro cuerpo y juega un papel esencial en nuestras funciones cerebrales ya que si aportamos a nuestro cerebro los nutrientes que necesita establecerán una armonía acorde para cumplir las funciones básicas del mismo.

Los antioxidantes (zanahoria, mangos, calabaza, brócoli, batatas, calabacín, vegetales de hojas verdes, tomates, pimiento rojo, ajo, cereales, leguminosas etc.) previenen la aparición de la degeneración en la estructura cerebral y dan lugar a un mejor funcionamiento de las células cerebrales; junto con la aportación de éstos, hemos de incluir también en nuestra dieta la Vitamina E (germen de trigo, cereales con cáscara, hojas verdes, nueces), Vitamina B9 (judías o naranjas), y alimentos monoinsaturados “buenos” (nueces, cacahuetes, almendras, pistachos, aguacates, canela, o aceitunas) reduciendo o evitando las salsas, el consumo de carnes rojas, alimentos refinados, mantequillas y grasas derivadas de lácteos.

Las espinacas, acelgas, brócoli o frutas como la manzana contienen una alta cantidad de mirtilos, propiedad que combate la aparición del Alzheimer; los aceites vegetales así como las semillas de cáñamo o lino son ricas en omega 3, componente a través del cual se obtienen nutrientes esenciales para nuestro cerebro además de que estimula la función cognitiva y ayuda a la capacidad de asimilación. Se ha descubierto que las fresas poseen un componente excepcional para auxiliar a la memoria evitando así la aparición del Alzheimer y ejerciendo además de trasmisoras de serotonina (sustancia que está presente en la neuronas y hace la función de neurotransmisor) a nuestro cerebro. La cúrcuma posee un pigmento que tiene la función de romper las placas que marcan al cerebro de los enfermos de Alzheimer y por ello podría considerarse como una de las especias más beneficiosas para el desarrollo cognitivo siendo lo ideal incluirla en nuestra dieta.

Además de la alimentación el deporte es fundamental para evitar el Alzheimer ya que los ejercicios físicos ayudan a una adecuada circulación sanguínea lo que conlleva a su vez a un mejor movimiento de la sangre al cerebro; algunos estudios han demostrado que 40 minutos o una hora de ejercicio físico diario combate la mayoría de la enfermedades relacionadas con el cerebro y la capacidad cognitiva.

Los juegos que impliquen una destreza mental son fundamentales para que nuestro cerebro se mantenga activo y combata la aparición del Alzheimer; leer, jugar al ajedrez, aprender algún idioma secundario, hacer sopas de letras crucigramas o rompecabezas, caminar tapándonos un ojo, andar en casa hacia atrás o con los ojos cerrados un recorrido que ya conocemos o cualquier ejercicio de memoria son instrumentos que se pueden utilizar para mantener un cerebro ágil y sano.

El tabaco es perjudicial no solo para nuestra salud sino que se considera como un factor de riesgo para nuestro cerebro ya que se ha comprobado que las personas fumadoras son más propensas a padecer Alzheimer, así que lo ideal es dejar de fumar y para ello es recomendable acudir a profesionales adecuados que nos informarán de las múltiples alternativas existentes para dejar de fumar.  

Marisa Ruiz Asensio

17

Grado Superior en Finanzas y administración de empresas

 

 

Aviso Legal: Tagoror no se hace responsable de los comentarios y opiniones de sus colaboradores.

COMENTARIOS


© Copyright 1999-2016, Todos los derechos reservados.
Un website de Tagoror
RSS Feed Alojado por Deranet Hosting

SSL