La prostitución en horas bajas

Malos tiempos para la profesión ilegal de la prostitución. Oficio, según refleja la historia de la mujer en el mundo de la prostitución, el más viejo en la actividad laboral. La aparición de la Covid-19 en este comienzo de siglo XXI, motiva un fuerte incremento de muertes, debilitamiento de la economía y tejido empresaria, pero también en la actividad laboral. Entre ellas, el sector de la prostitución, el cual se ve diezmado considerablemente en sus ingresos.

España con más de ocho millones de pobres

Ni que decir tiene, la pandemia de coronavirus está provocando una crisis sanitaria, económica y social sin precedentes. Sus efectos van a provocar un brutal retroceso en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas en aspectos tan sensibles como el hambre, la pobreza, la salud, la educación o la desigualdad a nivel mundial.

Navidad diferente

Sin duda, la Navidad de este comienzo de siglo XXI no será igual que las anteriores. Sobre todo, porque por medio está la Covid-19, virus que actualmente sigue siendo la preocupación mundial. Escribe Nacho Hontoria, que la Navidad se acerca y todo indica que será una fecha atípica por las restricciones del coronavirus. De eso no tengo la menor duda, pues el virus pandémico sigue haciendo estrago a nivel mundial. Mientras tanto, los científicos de todo el mundo se esmeran en conseguir una vacuna que que permita erradicar o frenar los tentáculos del coronavirus, pero para ello todavía tendrá que pasar cierto tiempo.

Canarias: “paraíso del Edén”

Canarias siempre ha sido un referente en la Historia del ser humano en la tierra. Tanto es a sí, que desde la época clásica los griegos ya conocían la existencia del Archipiélago canario en la antigüedad, porque su literatura, los mitos legendarios que crearon sus autores conocidos, parecen dejar pocas dudas de algunos escenarios que sirven de trasfondo a las tramas épicas que narran.

Canarias también fue emigrante

Ni que decir tiene, que este comienzo de siglo XXI las islas Canarias están siendo invadidas por miles de inmigrantes africanos, los cuales están llegando a las costas marítimas en cayucos de la muerte. Unos inmigrantes, que salen de su país en busca de una mejor vida, como lo hicieran en otra época los emigrantes canarios y españoles, concretamente, en la España oscura de la dictadura franquista. No podemos olvidar el pasado o la Historia de lo que fue la emigración obligada por el hambre, la miseria y la persecución de la dictadura del franquismo. Eso mismo es lo que le sucede a los inmigrantes africanos, los cuales muchos de ellos mueren de frío y de sed en la mitad de la travesía del Atlántico. Ese es precio de una huida clandestina en la búsqueda de una mejor vida en Europa.

Guías turísticos en crisis

La aparición de la Covid-19 en este comienzo de siglo XXI está haciendo estragos en la vida social, sanitaria, económica, civil y política, así como en el medio natural. Uno de los tantos sectores que se esta viendo muy perjudicado es el turismo, el cual se ha visto diezmado en todos los países del mundo ante los contagios por el coronavirus. Es por ello, que los profesionales que se dedican a la profesión de guías turísticos, ven un futuro incierto en la continuidad de la misma. Recientemente, los guías turísticos de la Comunitat Valenciana han asegurado el pasado domingo, coincidiendo con el Día Mundial del Turismo, que son una especie en peligro de extinción.

Teletrabajo

Mucho tiempo pasará para que los españoles asimilemos la nueva cultura empresarial (teletrabajo) que ya ha comenzado en España, con motivo de la pandemia del coronavirus. Ni que decir tiene, que para el mundo Occidental, en concreto Europa, el teletrabajo está resultando bastante incómodo para la ciudadanía, la cual se ve impotente a la hora de poder solicitar una cita previa en cualquiera de los sectores gubernamentales o de la Sanidad Pública y privada.

Vivimos a la deriva y por necesidad de vivir

En estos momentos de este comienzo de siglo XXI, vivimos a la deriva, sin rumbo y sin una dirección que nos lleve al optimismo de un futuro mejor. El virus pandémico se ha encargado de paralizar el planeta tierra de una manera despiadada. Vivimos con el miedo y con la incertidumbre de que será de un nuevo amanecer. Las mascarillas, con la incomodidad que conlleva, se han convertido en nuestros mejores aliados para distanciarnos del coronavirus. Deambulamos por las calles por la necesidad de comprar los productos más necesarios para el hogar, trabajar y visitar a las familias, pero todo ello con las prisas y el deseo de llegar cuanto antes al hogar. Viajamos en un barco sin brújula ni timón, pero lo hacemos porque tenemos que seguir viviendo.

Canarias: "la tierra prometida" de pateras y cayucos

Ni que decir tiene, que Canarias se ha convertido en la ruta preferida para la entrada de inmigrantes procedentes de las costas africanas. Unas pateras llenas de seres humanos que buscan la �tierra prometida�, pero que muchos de ellos solo encuentran las fosas de la muerte en el Mediterráneo y el Atlántico. Desde comienzos de año y, especialmente desde el surgimiento de la pandemia del coronavirus a principios de marzo de 2020 se ha comprobado un fuerte descenso en la llegada de migrantes a las costas de la Península, Baleares y Ceuta y Melilla. El cierre de las fronteras de Marruecos y los peligros de atravesar buena parte del continente africano, ha provocado que las rutas desde la costa sur del Sahara y Senegal se conviertan en los principales punto de salida de aquellas personas que huyen de las guerras y el hambre en África.


Tagoror

Síguenos en nuestros canales
de Redes Sociales

Explorar

Explorar Secciones Tagoror